Encauzar el Romero, una de las obras más complejas que afronta Vélez

  • La complejidad de los trabajos, que atravesarán el casco urbano de la ciudad, obliga a que éstos se desarrollen en tres fases con un coste total de 5,5 millones

Las obras de encauzamiento del arroyo Romero comenzarán la próxima semana. Se trata de una de las actuaciones más esperadas y una de las de mayor envergadura de las últimas décadas en el municipio de Vélez-Málaga. Dada la complejidad de los trabajos que cruzarán el casco urbano, el Ayuntamiento ha decidido ejecutarlos en tres fases para aminorar las molestias que conlleva doce meses de obras. La actuación está incluida en el Plan de Prevención de Avenidas e Inundaciones en Cauces Urbanos Andaluces. Tiene un presupuesto de 5,5 millones de euros financiados por la Consejería de Medio Ambiente y adjudicados a la empresa Guamar.

Según el edil de Infraestructuras, Claudio Morales, la primera fase irá desde la glorieta del Camino Viejo de Málaga hasta la confluencia con la Avenida de la Hispanidad. Está previsto que finalice en agosto para comenzar con el segundo tramo que discurre desde la Avenida de la Hispanidad hasta la confluencia con la Avenida Vivar Téllez. Acabará en noviembre. La tercera fase se ejecutará desde la Avenida Vivar Téllez hasta la confluencia de la calle de la Niña con calle Romero y terminará en el primer trimestre de 2009.

Las obras consistirán en encauzar un tramo del arroyo Romero comprendido entre su entrada al núcleo urbano y la glorieta del Camino Viejo de Málaga, donde conectaría con otro tramo de encauzamiento ya ejecutado. Así, se sustituirá el embovedado existente en calle Romero hasta la glorieta de Andalucía por un marco de hormigón prefabricado de 4,5 metros de ancho y 2,15 metros de alto desde el principio hasta la Avenida de la Hispanidad con el Camino Viejo de Málaga. En su tramo final a lo largo del Camino Viejo de Málaga el marco será de 4,5 metros de ancho y 2,5 de alto.

El concejal de Infraestructuras explicó que, dadas las dimensiones del embovedado a ejecutar y a las características geotécnicas del terreno, la excavación tendrá una profundidad de unos 8 metros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios