Enfrentamiento entre PP y PSOE por la cuenta general de 2010

  • Tras el periodo de exposición pública, tiene que volver a la comisión de Hacienda

La vuelta de la Cuenta General de 2010 de Marbella a la comisión informativa sobre asuntos de Hacienda fue utilizada ayer por las dos principales formaciones políticas para anotarse un punto. El secretario general del PSOE, José Bernal, aseguró ayer que las "presiones" realizadas por su grupo han obligado a la alcaldesa, Ángeles Muñoz, del PP, a incluir en el orden del día de la comisión informativa la aprobación de la cuenta. Bernal recordó que el equipo de gobierno aseguró que había aprobado los resultados de 2010 "cuando lo cierto es que este trámite no se cierra hasta que el punto regresa al Pleno". La regidora pretendía así, según el portavoz socialista, ocultar una supuesta información que señalaría que la deuda municipal, que ronda los 500 millones de euros según fuentes municipales, creció en 35 millones en 2010. "La regidora pretendía aprobar la cuenta por la puerta de atrás y sin dar explicaciones a los vecinos, con el objetivo de ocultar la nefasta gestión que realiza en materia económica", añadió.

Bernal calificó de "inaudito" que la munícipe pretenda aprobar las cuentas sin respetar la legalidad en un Estado de Derecho. "Con ello persigue ocultar el debate en el Pleno del Ayuntamiento de la nefasta política económica que realiza y del incremento continuo de la deuda por el derroche en propaganda y en cargos de confianza", añadió.

El coordinador general de Hacienda, Carlos Rubio, alegó que la aprobación de la cuenta sigue la tramitación que establece la ley "y no la que diga uno u otro grupo político". El coordinador dijo que, tras pasar por la comisión informativa y por un periodo de exposición pública, el documento tiene que volver a la comisión para después elevarlo al Pleno de la corporación. "Esta es el procedimiento que sigue el Consistorio, por lo que el PSOE vuelve a faltar a la verdad una vez más. Realizan manifestaciones falsas con las que tapar su inoperancia, lo que demuestra su falta de credibilidad como opción política", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios