Enrique Bolín sera juzgado por un delito contra la ordenación del territorio

  • El juicio se celebrará mañana La Fiscalía pide para ex alcalde un año de prisión y diez de inhabilitación

El Juzgado de lo Penal número 1 de Málaga tiene previsto juzgar mañana al ex alcalde de la localidad malagueña de Benalmádena Enrique Bolín, acusado por un delito contra la ordenación del territorio al conceder por decretos las licencias de obras necesarias para la construcción de una vivienda en contra de las normas urbanísticas vigentes. La Fiscalía solicita un año de prisión y diez de inhabilitación.

Según sus conclusiones iniciales, en mayo de 2004, un particular solicitó al Ayuntamiento licencia para construir una vivienda, cuya concesión requería de la presentación de un proyecto técnico y de informes jurídicos y técnicos sobre la adecuación del inmueble al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

El informe técnico, según señala la acusación pública en su escrito inicial, fue emitido en sentido desfavorable por el arquitecto-técnico municipal, "al incumplirse las previsiones" de uno de los artículos del PGOU, que señalaba que la altura de la fachada principal y lateral debían ser dos y se proyectaban tres.

"A pesar de ello", dice el fiscal, el acusado, "conociendo la disparidad y contrariedad entre lo que se pretendía edificar y la normativa urbanística", dictó un decreto otorgando la licencia solicitada. Posteriormente, se presentó otra documentación reformada, en la que se pedía autorización para aumentar el casetón, sobre lo que el arquitecto-técnico volvió a emitir otro informe desfavorable.

En esta ocasión, sostiene la acusación pública, además de alegarse el anterior motivo, también se incumplía otro artículo relativo a los casetones de escalera, que no pueden destinarse a otra función y en este caso, además de a caja de escalera se destinaba a sala de máquinas y climatización. En este caso, el acusado también fue "reiteradamente instruido y advertido" de la contrariedad.

No obstante, según la Fiscalía, concedió licencia en abril de 2005 "aprobando la modificación de la originariamente otorgada y no precisamente para subsanar lo ilícitamente autorizado con anterioridad, sino para permitir la indebida ampliación demandada". Pero, esta actuación "parcial, infundada e improcedente" del entonces alcalde, dice el escrito, siguió.

Así, en el escrito se señala que se realizó otro informe desfavorable por parte del técnico municipal de infraestructuras sobre la concesión de la licencia de primera ocupación, "concediéndola el acusado" en un decreto de diciembre de 2006 "siendo sabedor de que la misma no podía otorgarse por no reunir lo construido los presupuestos exigibles".

Por estos hechos, se acusa Bolín de un delito contra la ordenación del territorio y se solicita un año de prisión y 10 de inhabilitación. Además, se señala que en caso de dictarse una sentencia condenatoria, se declare nula la licencia otorgada a la mujer solicitante para la construcción de la vivienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios