Fallecen dos jóvenes tras chocar su coche con un camión en Ronda

  • Un exceso de velocidad pudo provocar que el conductor del turismo perdiera el control y se estrellara · Las dos fallecidas eran estudiantes de Enfermería

Comentarios 1

Dos jóvenes fallecieron ayer en Ronda a consecuencia de un grave accidente de tráfico ocurrido en la carretera A-367, que une las localidades de Ronda y Ardales, en el kilómetro 32, entre la propia ciudad del Tajo y el municipio de Cuevas del Becerro. Justo a escasos metros de la entrada al complejo del circuito de Ascari.

En el siniestro se vieron implicados el turismo donde viajaban las dos fallecidas y también un camión, con el que el coche chocó tras perder el control al salir de una curva y cuyo conductor resultó ileso. Según explicó un testigo de los hechos, "el turismo apareció a gran velocidad e invadió el sentido contrario", por donde en ese momento circulaba el camión, que no pudo evitar la colisión pese a que circulaba a poca velocidad, relataron esas mismas fuentes. De hecho, un par de turismos que transitaban tras él, en dirección a Cuevas del Becerro, pudieron frenar a tiempo y evitaron un desenlace aún peor.

Los hechos ocurrieron sobre las 11:20. Las dos fallecidas, S. C. M. y A. E. M. G., de 22 años, eran estudiantes del último curso de la Escuela de Enfermería de Ronda, aunque eran naturales de Málaga. Una de ellas realizaba prácticas en el consultorio de Cuevas del Becerro. El fortísimo impacto entre ambos vehículos provocó la muerte en el acto de las dos ocupantes del turismo, una de las cuales, que viajaba de copiloto, salió despedida del mismo "y quedó tumbada sobre el arcén", relató otro testigo y confirmaron fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, quienes también indicaron un posible exceso de velocidad como causa del siniestro. El cuerpo sin vida de la otra joven tuvo que ser rescatado del interior del vehículo por efectivos del Cuerpo de Bomberos de Ronda.

El accidente provocó que, durante media hora la carretera quedara totalmente cortada al tráfico. Después, tras quedar limpia la vía, la Guardia Civil de Tráfico habilitó un carril para la circulación.

El camión siniestrado, que se dirigía a Campillos, portaba despojos cárnicos que quedaron esparcidos por la carretera. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron dos dotaciones del Cuerpo de Bomberos de Ronda, cuatro parejas de Tráfico, una unidad de Atestados y otra de Conservación de Carreteras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios