La Fiscalía ve indicios de delito en las instalaciones de la protectora de animales

  • Ha pedido abrir diligencias por una infracción medioambiental vinculada a la sede de la Triple A

La Fiscalía de Málaga ha solicitado que se abra un procedimiento judicial contra el Ayuntamiento de Marbella para investigar un presunto delito contra el medio ambiente en relación con las instalaciones gestionadas por la asociación Amigos de los Animales Abandonados (Triple A).

Según el escrito del Ministerio Público, estas instalaciones acogen animales -fundamentalmente perros y gatos- atendidos por el colectivo, pero presuntamente carecen de la pertinente autorización de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

En dicho escrito, la Fiscalía pide la apertura de un procedimiento aparte y su remisión al Juzgado Decano de Marbella por los hechos relativos a una explanada cercana al citado vertedero y por las instalaciones que gestiona la Triple A, de titularidad municipal y ubicadas también en dicho lugar. La asociación ocupó desde su creación en 1992 otra parcela cedida por el Ayuntamiento de Marbella hasta que en 1996 el equipo de Gobierno, en ese momento presidido por el fallecido ex alcalde Jesús Gil, decidió su traslado urgente a los terrenos actuales.

La Triple A criticó entonces dicho traslado, dado que las nuevas instalaciones están ubicadas cerca del vertedero, y estudió establecerse en el municipio de Benahavís, aunque finalmente ocupó la citada parcela.

El colectivo promueve la protección de los animales y lucha contra su maltrato, por lo que recoge y atiende a los que sufren una situación así o son abandonados. Atiende anualmente de forma altruista a más de un millar de animales, fundamentalmente perros y gatos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios