La Fiscalía pide investigar las comidas que el Ayuntamiento contrató al bar de un edil

  • El PSOE presentó una denuncia tras una fiesta de mayores y un catering encargados a su empresa

La Fiscalía Provincial de Málaga ha solicitado la apertura de diligencias previas para investigar la existencia de un presunto delito de tráfico de influencias por parte del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, que encargó dos comidas a la empresa de un concejal del equipo de gobierno del Partido Popular. El escrito del fiscal parte de una denuncia presentada por el PSOE a principios de julio en el que exponían que el Consistorio había colaborado en la organización de dos celebraciones en el restaurante del edil de Agricultura y Pesca, Miguel Ángel Molina. Por un lado, se trataba de una fiesta de mayores de "bienvenida al verano" que se celebró en las instalaciones que el concejal tiene en Almayate; y, por otro, de un catering con motivo de las fiestas de la pedanía de Triana.

Según consta en el escrito del Ministerio Público los hechos "podrían ser constitutivos de un eventual delito del artículo 439 del Código Penal", que regula las negociaciones y actividades prohibidas a las autoridades y funcionarios públicos y los abusos en el ejercicio de su función. Por ello, ha acordado la remisión del expediente al Juzgado decano del municipio "interesando que tras el oportuno reparto se incoen diligencias previas en averiguación de los hechos".

El secretario de Política Municipal del PSOE de Vélez-Málaga, Víctor González, quien dio a conocer el escrito del fiscal detalló que los hechos denunciados por su partido se refieren a una cena para mayores que ofreció el Ayuntamiento el 21 de junio y a un catering que se sirvió el 23 de junio. Con respecto a la primera, el alcalde, Francisco Delgado Bonilla (PP) aseguró que no fue pagada con dinero público ya que los 200 comensales tuvieron que abonar 15 euros cada uno. Además de que no fue organizada por el Ayuntamiento ya que la decisión de contratar a la empresa del edil popular corrió a cargo del Consejo Municipal de Mayor. Con respecto a la comida ofrecida en Triana, responsabilizó a la Junta de Festejos de dicho núcleo de población.

"A los socialistas estos hechos nos indignan y nos preocupan porque no podemos consentir ni permitir que este Ayuntamiento se convierta en un cortijo al servicio de los intereses personales de alguno de los miembros del PP", afirmó González, quien mostró su sorpresa por el hecho de que el regidor que "se erige como gran defensor de la legalidad, permita que ocurran este tipo de cosas". El secretario de Política Municipal aseveró que "al margen de lo que determinen los juzgados desde el punto de vista ético no entendemos que estas cosas se realicen de esta manera", por lo que pidió al regidor "que sea pulcro, honesto y honrado en cada una de las iniciativas y medidas que se llevan a cabo por parte del equipo de gobierno". Por último, González quiso dejar claro que su partido "no está en contra del fondo de estas actividades", aunque insistió en que "lo que no podemos compartir es la forma de llevarlas a cabo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios