Fuengirola adapta a un combustible más limpio parte de su flota municipal

  • Veintidós de los vehículos utilizarán gases ljcuados provenientes del petróleo

Cuidar el medio ambiente y reducir las emisiones de gases a la atmósfera. Éste es el objetivo que se ha marcado el Ayuntamiento de Fuengirola y por ello ha puesto en marcha un nuevo proyecto para reducir la contaminación. La encargada de presentar esta iniciativa fue la edil de Servicios Operativos, Ana Mula, acompañada por la concejal de Medio Ambiente, María Jesús Pascual, que especificó que la nueva medida consiste en adaptar una serie de vehículos municipales al consumo de gases licuados del petróleo (GLP), un combustible más limpio.

Esta medida es consecuencia de un acuerdo al que llegó el Consistorio fuengiroleño con Repsol Butano en 2009, a través del cual la empresa adaptará un total de 22 vehículos del parque móvil municipal para poder consumir este tipo de gas, además de instalar una unidad autónoma de abastecimiento en la nave de Servicios Operativos. A cambio, la administración local se comprometió a mantener esta flota de vehículos durante cinco años.

Según explicó Mula, hasta el momento se han adaptado un total de 17 vehículos, conocidos también como motocarros, de los que cuatro son usados por los operarios de zonas verdes, cuatro por los de limpieza, ocho por la patrulla de intervención rápida y uno por mantenimiento. Mula adelantó que próximamente culminarán los trabajos para poder contar con una flota respetuosa con el medio ambiente.

Entre las numerosas ventajas del nuevo combustible destaca que se extrae de bolsas de gas natural, por lo que, según apostilló Pascual, "se crea una dependencia mínima del petróleo". Si se compara el uso del GLP, también llamado autogás, con el diesel las emisiones de óxidos de nitrógeno son inferiores en un 90% y las de partículas en un 97,5%, además se consigue reducir en un 15% la emisión de dióxido de carbono en lo que respecta al uso de gasolina.

Pascual indicó que también "disminuyen los ruidos en más de un 50%", puesto que produce una conducción más suave y silenciosa, y se consigue una mayor duración de los motores al realizar una combustión más limpia. "Esta presentación es una prueba más de que creemos en lo que estamos haciendo. Creemos en la responsabilidad de cuidar el medio ambiente", indicó la concejal.

Sin embargo, ésta no es la única medida ecológica que se ha tomado desde el Ayuntamiento, ya que desde el pasado mes de agosto funciona a pleno rendimiento un huerto solar instalado en las cubiertas de trece edificios municipales. En el año 2008 el Consistorio adjudicó a la empresa SICE la ejecución y explotación de alrededor de 3.000 paneles solares colocados en los techos de los edificios, aunque a cambio de esta ocupación la administración local conseguirá un canon semestral del 12% de los ingresos netos que se consigan de la venta de la energía obtenida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios