Fuengirola inicia un censo de las palmeras para controlar el picudo rojo

  • Los vecinos con ejemplares que no informen de ello podrían ser sancionados económicamente

Los vecinos de Fuengirola propietarios de palmeras, susceptibles de ser atacadas por la plaga del picudo rojo, deberán notificarlo al Ayuntamiento de la localidad, puesto que en caso contrario podrían ser sancionados económicamente si cualquiera de estos ejemplares resulta afectado por este insecto. A partir del próximo 15 de febrero se hará efectiva la ampliación de la ordenanza municipal de Zonas Verdes, mediante la que se exige emprender un tratamiento preventivo contra la conocida plaga. Para hacer efectiva esta actuación, el Consistorio elaborará un censo de estos ejemplares en el plazo de seis meses.

La concejala de Zonas Verdes de Fuengirola, María Jesús Pascual (PP), anunció ayer que los dueños de las palmeras de la especie canaria y datilera disponen ya de un formulario que tendrán que rellenar para conformar el censo. Asimismo, desde el Consistorio indicaron que dicha ficha se puede adquirir en el Departamento de Información en el Ayuntamiento o descargándola a través de la página web www.fuengirola.org. Tras ser completado, el cuestionario se entregará en el Ayuntamiento o mediante fax a los Servicios Operativos (952 46 82 57).

A través de todos estos formularios se conocerá el material necesario para evitar el efecto de la plaga o la intervención que habrá que llevar a cano. "De esta forma, será más rápida y directa la planificación de la tala", explicó la responsable de Zonas Verdes, que añadió que el objetivo es "evitar que el tratamiento lo aplique cualquier persona o empresa que desconozca lo necesario para realizarlo correctamente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios