Herido con una pistola eléctrica por unos atracadores en Arriate

  • Extraño robo en el hotel de la localidad en el que los ladrones dejaron aturdido al empleado con una descarga · La Guardia Civil aún no ha practicado detenciones

La conmoción y la extrañeza se extendieron a partes iguales ayer por el municipio de Arriate, cuando se conoció el suceso ocurrido en un hotel de la localidad. A primera hora de la mañana, en torno a las ocho, uno o varios individuos accedieron al hotel El Embrujo y, tras aturdir a uno de los empleados aplicándole una descarga con una pistola eléctrica, según el testimonio de otro trabajador, lograron abrir las cajas fuertes del recinto y llevarse su contenido, que fue una cantidad en metálico de unos 300 euros.

El empleado herido fue trasladado al Hospital de Ronda, donde fue atendido con un fuerte ataque de nervios. Fuentes sanitarias explicaron a este periódico que tras un primer análisis el pronóstico era reservado, aunque las lesiones sufridas no son graves. Sin embargo, en el momento de recibir la descarga habría quedado inconsciente, lo que facilitó a los ladrones su tarea. "Estaba dolorido y muy nervioso", narraba una fuente próxima al establecimiento. A medio día fue dando de alta, tras practicársele diversas pruebas médicas.

En cuanto al modus operandi, todo parece indicar que los asaltantes ya conocían las instalaciones. Al parecer, habrían accedido al hotel por la puerta de la cafetería, que acababa de abrir el empleado, ya que la puerta principal se encontraba cerrada a esa hora y no se encontraron signos de fuerza en ninguno de los accesos. Una vez dentro, y sin que el trabajador se percatase de la presencia de los extraños, estos taparon las cámaras de seguridad para poder actuar a sus anchas. Este hecho despertó la atención de uno de los responsables del hotel, que, como cada mañana, intentaba acceder al visionado de las cámaras a través de internet. Tras percatarse que estas no proporcionaban imagen alguna, llamó al empleado, y fue en el transcurso de la conversación cuando este recibió la descarga. De hecho, junto con el cuerpo inerte del herido también se encontraba su teléfono móvil roto.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, que realizaron un análisis de las instalaciones para buscar pruebas que conduzcan hasta los responsables. Hasta el momento no se ha practicado ninguna detención.

Poco después de los hechos, el lugar era centro de atención de muchos vecinos, que no se explicaban como un robo de estas características pudo llevarse a cabo con éxito a esa hora. De hecho, el hotel se encuentra en una plaza en el centro del municipio, aunque desde el hotel se cree que al salir optaron por una puerta lateral situada en una calle menos expuesta a la posible mirada de los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios