IU insta al Consistorio a que conceda incentivos fiscales para salvar Incosol

  • La coalición de izquierdas pide acciones para evitar su cierre, que afectaría a unos 160 trabajadores · Considera que podría ser "una mancha negra" para la localidad

El portavoz del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Marbella, Enrique Monterroso, apeló ayer a la unidad de "trabajadores, administraciones y ciudadanos" para salvar al hotel Incosol, de cinco estrellas, cuyo cierre han propuesto los responsables del concurso de acreedores del establecimiento. El cese de la actividad supondría la eliminación de unos 160 puestos de trabajo.

Monterroso considera que el cierre del hotel podría convertirse en una "mancha negra" para la imagen turística de la localidad. Por ello, instó al Ayuntamiento a que incentive con rebajas fiscales y un "decidido apoyo institucional" a los establecimientos que no cierren en temporada baja y respeten los derechos laborales. "Las bonificaciones serían una inversión social, ya que tendrían un efecto positivo sobre el empleo y la industria auxiliar del turismo", apuntó. El 40% de los centros hoteleros de la Costa del Sol ha suspendido su actividad temporalmente, el doble que en 2009, lo que afecta a 6.000 trabajadores de forma directa, según señaló el edil. A la Junta de Andalucía le aconsejó conceder subvenciones ligadas al cumplimiento de cláusulas sociales "para evitar la paradoja de que los hoteles reciban ayudas a la vez que despiden a trabajadores". "Este absurdo ha venido sucediendo en los últimos cuatro años en los que la Junta ha concedido 30 millones", añadió.

"No podemos tolerar que se repita otro caso como el del Don Miguel", concluyó Monterroso en referencia a un hotel de la localidad que cerró hace casi diez años después de que una operación especulativa no cristalizara. Otros centros que también cesaron su actividad fueron el Guadalpín, que destruyó 119 puestos de trabajo, y el Byblos, tras 25 años de servicio, que dejó sin empleo a 134 personas. De hecho, en la coalición de izquierdas contemplan la posibilidad de que el Ayuntamiento quiera especular con la parcela sobre la que se edifica el establecimiento. "El equipo de gobierno del PP introdujo un cambio en urbanismo que asimila el uso de apartamento turístico al de suelo hotelero", señaló el concejal Miguel Díaz. El edil adelantó que su formación "buscará el compromiso de la alcaldesa, Ángeles Muñoz", para que las puertas que se cierren "sean las de la especulación y no las del hotel". El delegado de Turismo, José Luis Hernández, manifestó su "preocupación" por la situación que atraviesa el centro, "uno de los más emblemáticos de la ciudad" y confió en que se encuentre una "solución satisfactoria" al conflicto laboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios