IU denuncia que Olivo se beneficia de un aparcamiento sin legalizar

  • Para regularizarlo debería pagar una multa de 18 millones y ceder al Ayuntamiento terrenos

El portavoz del grupo municipal de IU de Marbella, Enrique Monterroso, denunció ayer que el propietario del centro comercial La Cañada, Tomás Olivo, imputado en la Operación Malaya, se beneficia de la apertura con motivo de las rebajas del aparcamiento ubicado en la tercera fase del complejo comercial, que, según el portavoz, es ilegal. "Para regularizar esta parte del centro comercial, Olivo debe saldar una multa de 18 millones de euros y ceder al Consistorio los terrenos que fija el sistema de compensaciones del Plan General de Ordenación Urbana. Aún no ha pagado un céntimo y temo que la cuantía nunca se llegue a ingresar", señaló Monterroso.

"La Cañada se expande con total impunidad e incumple sus obligaciones", añadió el edil, que recordó que el equipo de gobierno, del PP, rebajó la sanción en cinco millones de euros en noviembre.

La situación del centro comercial es parecida a la del hotel Senator, cuyos propietarios mantienen abierto el establecimiento sin haber abonado pagado la multa que les fue impuesta para regularizar el edificio.

Monterroso señaló que la actitud "colaboradora" de la regidora, Ángeles Muñoz, con los infractores de la legalidad perjudica a los pequeños y medianos comerciantes, "que sí cumplen la ley". "En los barrios en los que están las pymes se instala la zona azul. Además, se les suben impuestos básicos, como el IBI o el agua. A las grandes superficies, en cambio, se les facilita el aparcamiento", explicó.

El portavoz de IU aconseja a los vecinos que en rebajas realicen un consumo responsable y que apoyen al pequeño y mediano comercio en lugar de acudir a realizar sus compras a los grandes centros comerciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios