Maldonado aviva el fuego: "No gobernaré ni con imposiciones ni con juego sucio"

  • El alcalde de Mijas asegura haber perdido la confianza depositada en Nozal e insiste en que no ha incumplido el pacto de gobernabilidad tras la polémica por el jefe de policía local

"La confianza que tenía depositada en el señor Nozal hoy por hoy la he perdido". Así de contundente se mostró ayer el alcalde de Mijas, Juan Carlos Maldonado, tras destituir de sus delegaciones al teniente de alcalde y líder de los populares mijeños, Ángel Nozal, por la polémica suscitada a raíz del nombramiento del jefe de policía local, decisión que asegura haber llevado a cabo tras un encuentro con los sindicatos de la plantilla compuesto por UGT, UPLB, CCOO y CSIF. "Todos coincidieron en la necesidad de restituir al antiguo intendente de la policía local, relegado de sus funciones por rencillas personales con el exalcalde", explicó.

Al mismo tiempo, se apoyó en una serie de informes jurídicos positivos tanto del Ayuntamiento como de la Junta de Andalucía para devolverle su cargo a este funcionario, por lo que asegura que "solo estamos cumpliendo la legalidad". En cuanto al procedimiento jurídico abierto contra el intendente de policía, aseguró tener conocimiento pero no se pronunciará al respecto hasta que este no sea juzgado por un juez.

Tras esta aclaración, el primer edil señaló que "no ha incumplido el pacto de gobernabilidad" que PP y Ciudadanos firmaron apenas un día antes de la constitución del nuevo gobierno mientras que Nozal afirma todo lo contrario y ha reiterado en varias ocasiones que "no aguantaré chantajes, imposiciones y menos un últimatum de diez días para tomar una decisión". "Ciudadanos no va a ser títere ni cómplice de nadie", agregó, al tiempo que recalcó que "no va a permitir" gobernar "ni con imposiciones, ni con alcaldes en la sombra, ni juego sucio".

Maldonado reconoció sentirse molesto por las declaraciones vertidas por el teniente de alcalde y matizó que "toda esta situación curiosamente se ha agravado tras el anuncio del inicio de una auditoría sobre las empresas municipales para conocer su situación real tras la gestión anterior".

Sobre el plazo de diez días al que se ha referido Nozal para continuar o no con el pacto, el regidor recalcó que "Ciudadanos va a gobernar pase lo que pase, el tiempo que estemos vamos a hacer la gestión y la política que el municipio y los mijeños necesitan". "Este acuerdo bipartito entre nuestras dos formaciones busca la estabilidad de gobierno y ese es mi propósito. No voy a romper ningún pacto pero tampoco voy a atender a los caprichos de nadie, tampoco del señor Nozal", concluyó.

Los partidos de la oposición también dejaron ver su preocupación ante la crisis de gobierno existente entre ambas formaciones políticas. "Estamos sorprendidos aunque no sabemos con certeza cuál es la situación ni la relación existente entre Ciudadanos y PP, lo que creo es que a Nozal le apetece seguir gobernando como alcalde y eso no puede ser", manifestó Antonia Santana, portavoz de Costa del Sol Sí Puede en Mijas, quien también hizo hincapié en el sueldo del teniente de alcalde. "Que la situación es tensa se palpa en el ambiente y si quieren dar estabilidad al municipio son ellos los que tienen que dar ejemplo, lo que no se puede permitir es una persona sin funciones cobre más que el alcalde", concluyó.

Los socialistas, por su parte, recalcaron nuevamente la "inestabilidad" del bipartito. "Creemos que se ha abierto un compás de espera hasta la constitución de la Diputación, después no sabemos que futuro puede tener", expresó la líder del PSOE en el municipio, Fuensanta Lima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios