Marbella busca fórmulas para regularizar mil comercios ilegales

  • El Ayuntamiento estudia las vías para que el millar de establecimientos que no tienen licencia de apertura puedan ejercer su actividad hasta la aprobación del PGOU

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz (PP), dijo ayer que el Ayuntamiento estudia las fórmulas jurídicas para regularizar de forma provisional -hasta la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)- unos mil comercios del municipio que carecen de licencia de apertura.

Muñoz explicó que la intención del equipo de Gobierno es alcanzar en un plazo aproximado de un mes una solución para "desbloquear esta situación" y ha apuntado que ésta podría corresponderse con la concesión de licencias de apertura provisionales para los citados establecimientos.

La regidora, que ha mantenido una reunión con representantes de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Marbella (Apymem), ha afirmado que el equipo jurídico del Consistorio trabaja en una "nueva normativa" que permita otorgar licencias de apertura y permisos de obra para acondicionar los comercios que se encuentran en situación irregular.

En este sentido, señaló que el municipio buscará las "fórmulas jurídicas donde las haya para sacar adelante esta situación", aunque ha indicado que encontrar una solución a este conflicto "no es fácil" al existir "muchas irregularidades" en algunos de los inmuebles en los que se ubican los establecimientos pendientes de licencia.

Por su parte, el presidente de Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Marbella (Apymem), Antonio Núñez ha destacado que entre 2.500 y 3.000 personas se ven afectadas de forma "indirecta" por esta situación y ha apuntado que los servicios jurídicos de la asociación colaboran con el Ayuntamiento marbellí en buscar las fórmulas legales para la concesión de permisos provisionales.

El presidente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Marbella y San Pedro (Apymen), Antonio Núñez, afirmó que para la reactivación de la economía de la localidad malagueña es necesaria la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y la llegada a la ciudad de inversiones públicas para "cubrir el déficit de infraestructuras".

Núñez manifestó que la crisis que afecta al pequeño comercio "ha tocado fondo y su reactivación será lenta y progresiva", para lo que reclamó la colaboración municipal. Así, instó al Consistorio a incentivar el turismo de calidad, de congresos, deportivo, de cruceros y compras.

No obstante, envió un mensaje tranquilizador al sector y aprovechó también para animarles a la competitividad con la introducción de nuevas tecnologías y sistemas de venta. Asimismo, ofreció al Ayuntamiento su ayuda para trabajar de manera conjunta en la reclamación de inversiones y en la búsqueda de soluciones "que afecten al colectivo que representa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios