Una larga lista de asiduos a Marbella en la que incluso veraneó Ben Laden

  • Van a coincidir en Málaga la esposa del presidente de EEUU y el hermano del Rey Fahd

Michelle Obama y su hija Sasha se unen hoy a la lista de presidentes, ex mandatarios y familiares de líderes políticos de diferentes continentes que han elegido España en las últimas décadas para disfrutar de sus vacaciones. Otro de los visitantes insignes de este agosto será de nuevo el viceprimer ministro británico Nick Clegg. Aunque su oficina de prensa no ha querido dar detalles de sus vacaciones por razones de seguridad, sí que ha confirmado que viajará a España, donde su destino durante los últimos años ha sido Olmedo (Valladolid), localidad de origen de su esposa, Miriam González Durántez.

En julio aterrizó en la Costa del Sol el hermano del Rey Fahd de Atabia Saudí, el príncipe Salman Bin Abdulaziz Al-Saud y en la época dorada del turismo árabe en la zona, a principios de los años ochenta, hasta el terrorista Osama bin Laden disfrutó con parte de sus 50 hermanos del sol y las fiestas marbellíes. Otros de los invitados ilustres de la ciudad en 1996 fueron el presidente de los Emiratos Árabes Unidos, el jeque Zayed bin Sultán al-Nahayán, y el emir de Barhein, Isa Ben Salmán Aljalifa, quienes compartieron avión privado para llegar a Málaga y contrataron diez camiones para transportar el equipaje y tres autobuses para sus acompañantes.

No sólo el verano ha sido una etapa especial para captar grandes mandatarios. En 1999 el entonces canciller alemán Gerhard Schroeder eligió Marbella para sus vacaciones navideñas acompañado de su mujer, su hija y su suegra. Schroeder se alojó en la casa de un amigo alemán y se declaró encantado con el jamón ibérico, las "tapas", el "pescaíto" frito, el marisco y el vino de Rioja. Lady Di en Mijas, Charles de Gaulle en Ojén, la reina Ingrid de Dinamarca en Marbella... la lista es interminable y, desde hoy, Michelle Obama y su pequeña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios