Martín Serón justifica sus "modestas" inversiones en su capacidad de ahorro

  • El alcalde de Alhaurín el Grande dice que se airean sus datos para hacerle daño en época electoral y califica el informe policial como "burdo, ruin y despreciable"

Comentarios 3

El alcalde de Alhaurín el Grande, el popular Juan Martín Serón, volvió a defenderse ayer de las últimas informaciones que han salido a la luz pública sobre el caso Troya, en el que se investiga una presunta trama de corrupción urbanística en el municipio.

Según el informe realizado por la sección de Delincuencia Económica y Blanqueo de Capitales de la Udyco Costa del Sol, que forma parte del sumario del caso, el primer edil de Alhaurín el Grande y su esposa, Teresa Santos, realizaron en un año una inversión inmobiliaria cuyo importe supuso cerca del doble de la capacidad de ahorro de la familia.

Del informe de la Policía, remitido al Juzgado de Instrucción número 2 de Coín, se desprende que podrían existir presuntas actividades de blanqueo de capitales de origen ilícito.

Con respecto a estas investigaciones de la Udyco, Martín Serón reiteró que estas "modestas inversiones proceden de nuestros ahorros generados a través del trabajo honrado" y agregó que las rentas líquidas disponibles declaradas a Hacienda desde que ejerce como alcalde "son muy superiores a las inversiones realizadas, quedando para gastos corrientes cantidades más que suficientes para vivir cómodamente".

Unas declaraciones que chocan con los informes policiales que destacan que en 2005 la familia Martín-Santos tenía una capacidad de ahorro de 26.000 euros y gastó 51.000 euros en inversiones inmobiliarias, todas ellas en efectivo, así como adquirió un vehículo Audi que costaba casi 30.000 euros.

Tampoco faltan inversiones inmobiliarias de Serón y su mujer, ya que según la investigación de las cuentas de la pareja, a lo largo de su matrimonio compraron doce propiedades inmobiliarias y "solamente" en tres casos se subrogó a un préstamo hipotecario, dos de los cuales se cancelaron un año después.

Pero, el regidor municipal calificó este documento como "burdo, ruin y despreciable" y aseguró que "el informe de la Udyco sólo responde a una persecución política dirigida por el PSOE". En esta línea, Serón mantiene que se difunden estos datos porque se encuentran muy cerca los próximos comicios del 9 de marzo. "La actitud del Gobierno socialista de persecución y ensañamiento hacia nosotros sólo puede obedecer a un intento de aplastar con los medios del Estado a personas inocentes que están siendo víctimas de la mayor persecución política que se ha vivido en España desde el inicio de la democracia", afirmó Martín Serón.

El primer edil reafirmó su intención de tomar medidas legales y querellarse contra la Policía y sus responsables directos. Asimismo, aseguró que reclamarán "daños y perjuicios por los ataques contra la imagen de Alhaurín el Grande".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios