Mijas recupera la esencia del pueblo mediante ornamentación tradicional

  • La intención es crear puntos de interés turístico · Para realizar los trabajos con fidelidad se han usado fotografías antiguas facilitadas por los vecinos de la zona

Pasear por varias calles de Mijas pueblo y trasladarte al pasado. Esto ya es posible en este municipio de la Costa del Sol, ya que en los últimos tiempos se han llevado a cabo varias remodelaciones en distintos puntos que, además de suponer una mejora en materia de infraestructuras, recrean el aspecto más tradicional de las vías del casco histórico de este núcleo. De esta forma el Ayuntamiento pretende potenciar el turismo al crear nuevos puntos de interés, puesto que las actuaciones realizadas contemplan, en algunos casos, la recreación de elementos ornamentales llenos de historia.

Un ejemplo de ello se puede encontrar en la calle Antonio Postigo Jiménez, pues en esta vía se ha realizado una remodelación integral de las redes de saneamiento, pluviales, luz y agua. Pero lo más llamativo es la renovación estética que se llevado a cabo para que la calle se asemeje a un rincón típico andaluz de la antigüedad. Así, el pavimento se ha decorado con pilastrones romanos rústicos y chinos de río, aunque además se están realizando los trabajos de creación de bancos de piedra y una fuente de pila idéntica a la que estaba, hace años, situada en este punto.

Sin embargo, éste no es el único punto ornamentado con técnicas tradicionales. El suelo de la plaza Francisco Jiménez Alarcón se ha decorado también con chinos y pilastrones, aunque también se han instalado bancos de forja y se ha reformado la farola central que estaba ubicada en este enclave. Además, por petición vecinal, se ha instalado una barandilla de forja en la escalinata de acceso a la plaza. Mientras en la calle Ermita del barrio de Santana también se realizan trabajos similares al usar materiales naturales que favorecen la integración con el entorno.

Pero sin duda, uno de los cambios más llamativos se puede ver en las fuentes situadas en los Jardines de la Muralla, ya que los operarios municipales han realizado un trabajo de xerojardinería para aprovechar el agua. En concreto, las fuentes cuentan ahora con una decoración de mosaicos coloridos realizados con restos de azulejos, aunque la fuente principal se ha ornamentado también con imágenes de las cuatro iglesias principales del pueblo. A su vez, en el suelo se han instalado motivos florales realizados con chinos, a los que se les ha dado un tratamiento especial para que no se estropeen por el tránsito de personas.

"Para imitar estas infraestructuras que había antiguamente nos hemos valido de fotografías que nos han facilitado los propios vecinos", explicó la edil de Servicios Operativos, Ana Román. Las reformas las desarrollan operarios municipales y además, según indicó la responsable, también se ha contado con la colaboración de la Concejalía de Participación Ciudadana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios