Los Monteros vuelven con su misma calidad

  • Una docena de clientes se hospedan desde ayer en el hotel

Un trato exquisito y unas instalaciones preciosas. Los clientes que se hospedan desde ayer en el hotel Los Monteros de Marbella se quedaron impresionados al llegar y comprobar la "amabilidad y calidez" con la que eran recibidos por parte de la plantilla y constatar el "buen estado" de un establecimiento mítico para la Costa del Sol. Fueron una docena de huéspedes que llegaban ayer de forma escalonada provocando la ilusión de todos los empleados que, por fin, volvían a sentirse "realizados". "Al verlos, he sentido una enorme ilusión", comentaba emocionado Pedro García, el encargado del restaurante. "Han sido muchos meses de sufrimiento, que ahora se ven compensados con la alegría y la emoción que siento", expresó. La felicidad también reinaba en los huéspedes. "Conserva la misma calidad y excelencia que antes", aseguraban Fernando Liñán y su mujer, Amaya Ezquerra, clientes asiduos del hotel y que volvían a alojarse en él después de tres años. "Llevamos 30 años veraneando en Marbella y, para nosotros, Los Monteros siempre ha sido el mejor de los hoteles de la Costa del Sol", subrayó. Aunque no sólo el establecimiento de cinco estrellas fue el centro de atención, sino también su club de playa, La Cabane, que, por primera vez, abría ayer sus puertas al público con una afluencia que rondaba el centenar de clientes.

"Las instalaciones son increíbles y preciosas", apuntaban unos vecinos de la urbanización. "Ha costado mucho trabajo y esfuerzo poder volver a tener el club operativo", añadía por su parte el camarero, Francisco Casanueva, quien comentaba que los clientes "están tan contentos" que, para el domingo, las reservas están "prácticamente agotadas".

El hotel Los Monteros resurge ahora de sus cenizas con la esperanza de que la lucha y la superación de los trabajadores no caiga en saco roto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios