Multan al alcalde de Coín por conducir bajo los efectos del alcohol y pierde cuatro puntos

  • La sanción, impuesta por la Guardia Civil tras una cena con una pareja amiga en Navidades de 2007, ascendió a 520 euros

El alcalde de Coín, el socialista Gabriel Clavijo, fue sancionado con 520 euros de multa y la pérdida de cuatro puntos del carné de circulación, tras dar positivo en un control de alcoholemia. Los hechos, ocurridos a finales de 2007, no se conocieron hasta el pasado 28 de enero, cuando la penalización fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), después de que la misma no le pudiese ser notificada.

El documento oficial, dato que adelantó El Observador, constata la existencia de la infracción por parte de Clavijo. La infracción del alcalde vulneraba el artículo 20 del código de circulación, que alude a las tasas de alcohol en sangre y aire espirado. "No podrán circular por las vías objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial los conductores de vehículos ni los conductores de bicicletas con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro", dice textualmente el precepto.

Al ser preguntado, Clavijo admitió lo ocurrido y trató de justificarse. "No entiendo que eso afecte a mi actividad", comentó a este periódico, al tiempo que dijo no recordar cuál fue la tasa. El relato de los hechos fue el siguiente: "En vísperas de Navidad de 2007 salí con unos amigos a cenar, con mi mujer, y entre todos nos tomamos una botella de vino. En el postre tomé un café y un güisqui, con la mala fortuna de que al salir del restaurante, a un kilómetro, había un control de la Guardia Civil".

El alcalde destacó que firmó la denuncia y pocos minutos después pudo continuar la marcha en su propio vehículo. "Di positivo porque fue al poco de salir de la cena", apuntó. "No estaba borracho ni salíamos de una discoteca", insistió. En cuanto al hecho de ser cargo público, admitió que es necesario "dar ejemplo" e informó de que desde la imposición de esta multa ha optado por no salir al extrarradio si se va a tomar una copa. "Prefiero quedarme en el pueblo", declaró. "A las cosas hay que verles el lado positivo. La ley está para todo el mundo y hay que tomarlo con normalidad. Soy uno de los miles de conductores a los que le tocó un control de alcoholemia", opinó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios