El PSOE asegura que las cuentas de Marbella no están aprobadas

  • Los socialistas consideran que el equipo de gobierno trata de "ocultar" información sobre "los 35 millones de euros de deuda"

La Cuenta General de 2010 del Ayuntamiento de Marbella, el documento que recoge las entradas y salidas de dinero que se produjeron en el ejercicio y sus comprobantes, está sin aprobar, según señaló ayer el portavoz del PSOE, José Bernal. El anuncio del concejal socialista se contrapone a las declaraciones realizadas la semana pasada por el coordinador municipal de Hacienda, Carlos Rubio, del PP, en las que aseguraba que las cuentas se sancionaron en los plazos previstos por la ley y sin que se presentarán alegaciones en contra.

Bernal explicó que es el Pleno de la Corporación el órgano al que le compete aprobar el documento y no la Comisión de Hacienda, que el pasado 18 de noviembre examinó los resultados. El portavoz socialista añadió que el proceso de elaboración de las cuentas estuvo "plagado de irregularidades, ya que no se expuso el documento en el tablón del Ayuntamiento, como obliga lo estipulado por la ley, para que los vecinos supieran que se abría el periodo de alegaciones". La formación ha presentado en el Consistorio un escrito en el que solicita que la cuenta se eleve al Pleno.

El concejal socialista cree que el equipo de gobierno quiere ocultar información sobre "los 35 millones de euros de deuda que generó en el año 2010". "Pretende aprobar los resultados por la puerta de atrás para no rendir cuentas ante la ciudadanía y para evitar el debate sobre la nefasta política económica que realiza, que ha generado un aumento de la deuda por el derroche en propaganda y en cargos de confianza", apuntó el concejal socialista.

Bernal criticó al coordinador de Hacienda por "pensar que la Cuenta General se aprueba en una comisión". "Es imperdonable que este cargo, cuyo salario supera los 120.000 euros al año, cometa este tipo de errores. Tenemos funcionarios más capacitados para la gestión, ya que conocen la legislación", concluyó el portavoz socialista.

Rubio reiteró ayer que el documento se aprobó en el periodo que recoge la ley y reprochó al PSOE "su falta de solvencia y su voluntad de confundir a los vecinos con falsedades". "O los socialistas actúan de mala fe o no saben de qué hablan", señaló. El coordinador de Hacienda destacó que la "transparencia" de las cuentas municipales y el "rigor" de la gestión económica del Consistorio están avalados por la Cámara de Cuentas de Andalucía o el Tribunal de Cuentas, que depende de las Cortes Generales. Los gastos corrientes y de recursos humanos se redujeron en el año 2010 y los ingresos tributarios se mantuvieron, según la información que se desprende en la Cuenta General de ese ejercicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios