El PSOE rondeño da marcha atrás al veto al comercio local

  • Piden "calma" a sus agrupaciones de la comarca después de que éstas hayan instado a no comprar en Ronda en protesta contra la subida de tasas del gobierno del PA-PP

El PSOE de Ronda hizo ayer un llamamiento a la calma a las distintas agrupaciones socialistas de la comarca que han decidido tomar represalias contra el comercio de la ciudad. Lo han hecho como método de protesta por la decisión del Gobierno rondeño (PP-PA) de cobrar tasas mucho más altas para el uso de las instalaciones públicas, como la piscina cubierta, a quienes no están empadronados en la ciudad.

Así, después de que a mediados de esta semana el secretario local del PSOE, Francisco Cañestro, calificara como "normal" la reacción de 15 agrupaciones socialistas de la comarca para pedir el veto a sus vecinos, ayer Isabel Aguilera, ex alcaldesa y actual concejal del Ayuntamiento, anunció que la formación, desde Ronda, intentará "calmar las aguas".

El mensaje de los socialistas llega, no obstante, tras recibir decenas de críticas a lo largo de los últimos días, especialmente desde el propio sector del comercio local. Críticas que han sido mucho más acusadas desde el seno del Gobierno municipal: "Han hecho algo así como prender fuego al monte y ahora intentan apagarlo con gasolina", declaró ayer Rafael Lara (PA), el concejal de Comercio, quien advirtió que "flaco favor han hecho los socialistas de Ronda a la economía local".

Por su parte, Begoña Chacón (PP), la primera teniente de alcalde, recriminó al PSOE que "utilice a los vecinos de toda la comarca como arma arrojadiza en este tiempo preelectoral", para acusar a los socialistas de "anteponer sus intereses partidistas al bienestar de los rondeños, lo que resulta una actitud totalmente irresponsable", declaró.

Ayer, mientras tanto, la calle La Bola, principal zona de tiendas de Ronda, volvió a ser un hervidero como cada sábado en la mañana. Gente de ida y vuelta, de todos los pueblos, a las que poco importa el políticamente polémico boicot. Entre los comerciantes, sin embargo, había opiniones para todos los gustos, aunque muchas de ellas despreocupadas por las consecuencias de esta última bronca política.

"Seguro no tiene importancia alguna", dijo ayer el responsable de un comercio textil de Ronda. El responsable de otro negocio de esta céntrica calle declaró que "éstas son luchas entre políticos a quienes no debemos hacer mucho caso". No obstante, otro par de empresarios, en sentido opuesto, aseguraron que "es normal que en los pueblos se tomen represalias si se les da un trato discriminatorio" y "por pequeño que sea el daño, si lo hay para las tiendas será lamentable".

Opiniones a las que el PSOE se ha querido unir este fin de semana, con el reparto en los distintos establecimientos de la localidad de un comunicado de apoyo al comercio rondeño. No obstante, en dicho escrito se insta al Gobierno local a que equipare para toda la Serranía los precios y las tasas públicas "para no perjudicar a nuestro comercio, que tanta ayuda necesita y no encuentra del equipo de Gobierno", reza el escrito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios