Padres exigen mejoras en la Escuela de Equinoterapia

  • El Consistorio dice conocer las demandas de los usuarios y que tomará medidas al respecto

Comentarios 3

Desde que empezó el año Luis solo ha podido acudir a dos clases de la Escuela Municipal de Equinoterapia del Hipódromo Costa del Sol. La lluvia, el viento y, en definitiva, las malas condiciones meteorológicas dificultan que los alumnos puedan acudir a montar a caballo debido a la falta de una nave en la que completar las sesiones de equinoterapia en los días en los que el tiempo no acompaña. Luis Bautista, padre de uno de estos alumnos, exige al Ayuntamiento que acondicione una de las naves para la escuela, "promesa que nos hicieron hace ya tres años", reclamó. "No veo idóneo tener a un niño forrado de abrigos cuando esas actividades son para relajar la musculación; hablamos de niños discapacitados", agregó. Alba tiene 17 años y es otra de los más de 60 niños con algún tipo de discapacidad física, trastornos, déficits neurológicos o disfunciones en el comportamiento que acuden semanalmente a montar a caballo. María del Carmen Rosales, madre de una niña con parálisis cerebral, dice que su hija no ha podido acudir a clase desde enero.

Desde el Ayuntamiento afirmaron conocer las demandas de estos usuarios y que tomarán medidas una vez finalice el proceso de liquidación del patronato de deportes para integrarlo en la estructura presupuestaria municipal, sobre finales de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios