Pescadores creen que las prospecciones de gas supondrán "una catástrofe" que arruinará al sector

  • La cofradía del puerto de Caleta de Vélez expresa su rechazo a los trabajos frente a la costa granadina, en el límite con la zona más oriental de Málaga

La Cofradía de Pescadores del puerto de Caleta de Vélez, en Vélez-Málaga, ha expresado este miércoles su rechazo a las prospecciones en busca de gas e hidrocarburos que están previstas frente a la costa granadina, en el límite con la zona más oriental de Málaga, y ha considerado que, de llevarse a cabo, dichos sondeos supondrían "una catástrofe" y colocarían al sector "al borde de la ruina".

Así lo ha asegurado en rueda de prensa el patrón mayor de la cofradía, José Luis Guerrero, que ha mostrado el "temor" de los pescadores de Caleta, unos 400 marineros y 109 armadores repartidos en un centenar de embarcaciones, ante unos trabajos que, al margen de su riesgo ambiental y de obligarles a dejar de faenar durante un mes, "pueden reducir en un 50% la pesca en esta zona" cuando la actividad se retome.

Guerrero ha explicado que existen estudios universitarios que demuestran que este tipo de prospecciones, cuyo método de ejecución es el lanzamiento contra el fondo marino de burbujas de aire comprimido que luego rebotan y se dejan sentir en el agua a kilómetros de distancia, afectan tanto a la flora como a la fauna marina y tienen una incidencia negativa en las especies pesqueras.

"Las burbujas afectan sobre todo a los cetáceos, a los que dejan desorientados, pero también a los peces pelágicos, como la sardina, el boquerón o el jurel, especies muy delicadas que tienen sus zonas de estancia y que, cuando algo afecta a estas zonas, se marchan y luego son muy reacios a volver, pudiendo pasar incluso años", ha afirmado.

Del mismo modo, la expansión de las ondas sonoras también afecta notablemente, según el patrón mayor, a los peces demersales, como el rape, el lenguado o el besugo, especies que viven junto al fondo marino, que son las que pescan los barcos de arrastre "y en las que se han llegado a detectar incluso malformaciones".

Ante estas consecuencias, que, a juicio del sector, supondrían vaciar los caladeros, los pescadores han dejado claro que no quieren "de ninguna manera" que las prospecciones se lleven a cabo, "pues ya estamos al límite, en época de crisis y con nuestras pesquerías bastante flojas, y si se nos reduce la pesca en un 50% sería una catástrofe".

El patrón mayor ha estado acompañado por el concejal de Turismo, Agricultura y Pesca del Ayuntamiento de Algarrobo, Rafael Segovia, y el edil del PA en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga José Luis Gámez, quienes han alertado del riesgo ambiental que suponen estas prospecciones y han augurado que, de ejecutarse, también tendrían un impacto "muy negativo" para el sector turístico de la comarca de la Axarquía.

Ambos concejales han presentado escritos en sus respectivos ayuntamientos para que se solicite la paralización de los sondeos, y han anunciado que el grupo andalucista en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol-Axarquía hará lo propio para que todos los consistorios de la comarca se adhieran a esta petición.

En las últimas semanas, diferentes grupos ecologistas, partidos políticos e instituciones han expresado su rechazo a las prospecciones en el mar Mediterráneo, e, incluso, este pasado domingo se celebró una manifestación de rechazo, convocada por el partido Equo, en el límite entre los municipios de Nerja y Torrox.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios