La Policía Local podrá paralizar obras sin licencia o sin cartelRenovación del mobiliario urbano de la zona del templo budista

  • Los agentes extenderán actas si descubren construcciones irregularesNuevos bancos y papeleras con materiales rústicos, acordes con el entorno

Acabar con las obras sin permiso se ha convertido en una prioridad para el Ayuntamiento de Mijas. Por ello el alcalde mijeño, Ángel Nozal, a través de un decreto ha dado poderes a los agentes de la Policía Local para que puedan paralizar aquellas obras que no dispongan de la perceptiva licencia municipal o no cuenten con los carteles de construcción obligatorios.

De esta forma, la Policía Local podrá extender actas de paralización en el caso de que se descubran construcciones sin licencia. Esta medida, según explicó el concejal de Urbanismo, Manuel Navarro, se podrá aplicar también a las obras consideradas menores. Cuando esté paralizada la construcción, los promotores contarán con un plazo de cinco días para aportar la documentación pertinente, aunque una vez agotado el tiempo, y si no se han tomado las medidas oportunas, los agentes podrán precintar las edificaciones e iniciar un expediente sancionador.

El concejal de Servicios Operativos del Ayuntamiento de Benalmádena, Juan José Jiménez, realizó ayer una visita a la zona de Retamar, donde se asienta la Stupa budista, para conocer las mejoras que se han realizado en el lugar en relación al mobiliario urbano. Jiménez señaló que se han instalado nuevos bancos y una treintena de papeleras realizadas con materiales rústicos para que estén acordes con el entorno. Esta actuación se encuentra enmarcada dentro del plan de mejora de la zona del templo budista, por lo que también se ha reparado el vallado que rodea el espacio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios