La Policía interviene para poner orden en un Pleno en Marbella

  • El portavoz socialista fue escoltado por los agentes después de que Muñoz lo expulsara · El PP dice que el PSOE busca "espectáculo" y la oposición habla de actitud "despótica"

Comentarios 1

Lo que a priori no era más que una ordinaria sesión plenaria en el Ayuntamiento de Marbella acabó con el portavoz del principal grupo de la oposición, el PSOE, escoltado por agentes de la Policía Local después de que la alcaldesa de la localidad, la popular Ángeles Muñoz, ordenase su expulsión del Pleno. La contundente escena tuvo lugar después de que José Bernal, tras esperar unos cuarenta minutos para tomar la palabra en uno de los puntos del orden del día, viese cómo la regidora le retiraba la palabra, decisión que provocó un rifirrafe verbal entre ambos dirigentes. A partir de ese momento, la tensión fue en aumento, al punto de que el portavoz socialista se negó a acatar la decisión de Muñoz, que instó a los agentes de la Policía Local a que "acompañaran al señor Bernal hasta la puerta de la sala". No es la primera vez que Bernal es expulsado de una sesión, puesto que también lo fue el pasado mes de noviembre.

Tras la polémica se sucedieron las interpretaciones de los hechos. La alcaldesa alegó que el cuarto punto, en el que se produjo en enfrentamiento, no era más que una dación de cuentas, "por lo que no cabe pronunciarse, sino votar". Argumento que no se siguió en el segundo punto del orden del día, igualmente una dación de cuentas pero en el que sí intervinieron los grupos. El portavoz del equipo de gobierno, Félix Romero, afirmó que el PSOE intentó "reventar" el Pleno "sin mostrar ningún respeto por las mínimas normas de educación y las formas democráticas". "Tras el abandono de los ediles socialistas, la sesión siguió con absoluta normalidad y todos los grupos han podido decir todo lo que han estimado oportuno, respetando siempre las reglas democráticas", añadió. Romero indicó que el comportamiento "premeditado" de estos ediles "evidencia que la formación tiene escaso peso en la ciudad y ningún interés por trabajar en la defensa de los intereses de los vecinos". "Han elegido la vía del espectáculo por lo que su nivel de representación en las próximas elecciones será menor", concluyó.

Los concejales del PSOE aseguraron que la regidora negó la palabra al portavoz "para impedir que difundiera datos del informe que dejan en evidencia que el PP aplica su rodillo incluso en las reuniones con los vecinos". "Llevan más de un año solicitando una relación de cargos de confianza y el coste que suponen para las arcas públicas y aún no han recibido la documentación. Otros esperan desde hace dos meses que les solucionen el problema de las garrapatas", explicó Bernal en el vestíbulo del Consistorio. Varios ediles de la formación coincidieron en señalar que Muñoz pretende "seguir manipulando los Plenos con su actitud despótica".

El portavoz de IU, Enrique Monterroso, indicó que la expulsión de Bernal "ha sido un ejemplo de falta de democracia". El edil, que amenazó en noviembre con abandonar "definitivamente" la Corporación si la regidora no moderaba su actitud, abogó por organizar asambleas en la calle para dar al equipo de gobierno "una lección" de pluralismo. Los tres ediles de Opción Sampedreña lamentaron que la concejal de Cultura, Carmen Díaz, les acusara de ser "excluyentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios