Policías locales denuncian el deterioro de los uniformes

  • El SIP-AN asegura que algunos han tenido que pagarse pantalones y botas "de su bolsillo"

El Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (SIP-AN) en Marbella denunció ayer la restricción que sufren los agentes locales en la entrega de uniformes, lo que les obliga a salir, precisó el secretario general, José Óscar Camacho, con equipos "muy deteriorados, remiendos en costuras y telas, además de colores desgastados de tantos lavados". La situación, señaló, es tal que algunos "tienen que comprarse de su bolsillo pantalones y botas ya que no se repone".

Las prendas, en palabras de SIP-AN, llegan "con cuentagotas y siempre en tallas estándar". Asimismo, el portavoz de la sección sindical afirmó que en el caso de agentes que vienen de otros municipios no se entrega ropa de abrigo, de forma que tienen que utilizar "prendas de otras localidades con anagramas de su zona de origen". De ahí que se encuentren "con llamadas de atención de mandos que les obligan a quitarse esos uniformes al no pertenecer a Marbella".

El colectivo asegura haber denunciado los hechos en distintas ocasiones a través de "múltiples escritos" remitidos al jefe de la Policía, al que se ha pedido, según el responsable del sindicato, "explicaciones por la falta de ropa", pero, aseveró, "no ha contestado a ninguno" de estos comunicados. "La Policía Local es la primera imagen que se llevan los ciudadanos y turistas de Marbella y la que hace que muchos efectivos se sientan avergonzados de patrullar las calles con los uniformes que poseen. No es por mal uso, sino por los años que tienen y la falta de renovación", recalcó Camacho, quien también subrayó que son muchos los efectivos que "carecen de radiotransmisor", algo que "pone en peligro sus vidas y la de los compañeros de patrulla".

La organización sindical espera que estas carencias sean "una prioridad" para el equipo de gobierno "en la nueva imagen que quiere dar a la Policía Local", aunque, a su juicio, para conseguirlo es necesario "sustituir" al actual jefe por su "nefasta gestión y pasotismo ante los problemas".

Recientemente, los sindicatos de este cuerpo en Málaga se sumaron también a la lucha por los chalecos antibalas y reclamaron, para reforzar las medidas de seguridad, equipos de protección unipersonales. Y es que la alerta terrorista tras los atentados de París, además de los episodios recientes de agresiones a agentes, según precisaron los portavoces, han generado cierta preocupación en la plantilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios