Torrox investiga irregularidades de algunos agentes de la Policía Local

  • Entre las supuestas anomalías detectadas se citan abandono de servicio, bajas reiteradas de algunos agentes e, incluso, algunos casos de insubordinación

Comentarios 4

El Ayuntamiento de Torrox ha abierto una investigación en la Policía Local tras detectar " incumplimiento de sus obligaciones de algunos funcionarios que de forma sistemática incurren en incidencias que están mermando el funcionamiento del cuerpo, pese al esfuerzo de la Administración local por mejorar las condiciones del servicio". Según fuentes municipales, desde hace algunos meses se están produciendo "situaciones anómalas" entre las que destacan casos de abandono del servicio, insubordinación, desobediencia a un superior jerárquico o infracciones de deberes y obligaciones inherentes. Desde el Gobierno municipal han asegurado que "van a responder con todos los mecanismos a su alcance y con la contundencia necesaria para evitar que empañen la imagen del resto de la plantilla y entorpezcan el servicio que deben prestar a los ciudadanos".

Entre las irregularidades que se están investigando de forma interna están las bajas reiteradas de un grupo de funcionarios. De los 31 policías (cuatro de ellos de segunda actividad) entre 8 y 9 no han acudido a su puesto de trabajo. Dos agentes estuvieron unos 140 días de baja, "sin sufrir en ningún caso una enfermedad grave", y otros 5 rondaron los 70 días de baja. Además algunos han optado por la fórmula de llamar en el momento de iniciar su turno de trabajo avisando de que están indispuestos para realizar su jornada laboral, según detallaron fuentes municipales.

El alcalde de Torrox, Francisco Muñoz (PSOE), manifestó que "como máximo responsable de la Policía Local no voy a permitir que algunos funcionarios que no están a la altura de las circunstancias deterioren la imagen de la Policía Local y de nuestro Ayuntamiento, y mucho menos, se rían de nuestros vecinos y vecinas que están haciendo un esfuerzo importante a través de sus impuestos para contar con un servicio policial acorde a las necesidades del municipio". El regidor aseguró que tiene "pruebas irrefutables de las irregularidades que han cometido algunos policías en el desempeño de sus funciones y vamos a llegar hasta las últimas consecuencias para acabar de una vez por todas con esos comportamientos dentro de la plantilla".

Muñoz explicó que la situación se ha agudizado en los últimos meses. Tras el cambio de gobierno en junio se puso en marcha desde Alcaldía un proceso de coordinación de la actividad en la Policía Local, un refuerzo de la plantilla con la incorporación del jefe y tres funcionarios en Comisión de Servicio, y un incremento de los medios materiales, recuperando la unidad de motoristas que había dejado de funcionar por la falta de disposición de los funcionarios para utilizar estos vehículos. Fruto de ese consenso salieron respuestas a algunas reivindicaciones de la plantilla como el nuevo cuadrante para conciliar mejor la vida laboral y familiar. No obstante, Muñoz aclaró que "los policías que están mostrando este comportamiento, no son todos, y por ello estamos trabajando en coordinación con la Mutua contratada por el Ayuntamiento y con la Inspección de Trabajo para evitar que la actitud de algunos empañe la imagen del cuerpo y del resto de los funcionarios". Además "no estamos dispuestos a permitir que un servicio que cuesta a los torroxeños y torroxeñas 1,4 millones de euros al año, una cantidad muy importante en las circunstancias económicas en las que nos encontramos, no esté a la altura de las circunstancias y de las necesidades de nuestro municipio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios