Trombas de agua de hasta 72 litros por metro provocan daños en la Costa del Sol

Protección Civil activó ayer la alerta amarilla por riesgo de que caigan hasta 70 litros de agua por metro cuadrado en sólo 12 horas, una posibilidad que de hecho ocurrió en municipios como Ojén, donde a las 19.00 se habían registrado 72,5 litros. En Marbella se contabilizaban a esa hora 56,5 litros en la zona de la depuradora y 36,9 en el pantano de la Concepción, según los datos de la Cuenca Mediterránea. Por su parte, el Centro de Meteorología precisó que ayer se habían registrado 46,4 litros por metro en Estepona, 43,2 en Fuengirola y 29,2 en Coín. En Torrox, en cambio, sólo fueron 17 litros por metro.

Las probabilidades de aguacero eran más acusadas en la Costa del Sol y la capital donde, se podían recoger hasta 20 litros de agua por metro cuadrado hasta primeras horas de esta madrugada. En las comarcas de Ronda y la Axarquía, el pronóstico apunta que las precipitaciones máximas en una hora pueden alcanzar los 15 litros .

Las lluvias provocaron ayer dos cortes en la autovía A-7 y la autopista A-7 en la zona de Sabinillas, en Manilva . Al cierre de esta edición aún permanecía cortado al tráfico un carril en el kilómetro 146 de la autovía en dirección a Cádiz, a la altura de Sabinillas, que quedó fuera de servicio hacia las 10.00 por embolsamientos de agua. En esta misma zona, pero en el kilómetro 148, se cerró a las 23.00 del viernes otro carril que, aunque se reabrió tras realizarse trabajos de limpieza, volvió a quedar fuera de servicio por inundación hasta las 11.00.

Además, la autopista también se vio afectada por la lluvia en la zona de Sabinillas, concretamente en el kilómetro 133, sentido Barcelona, donde quedó cerrada al tráfico por inundaciones y desprendimientos entre las 23.15 del viernes y la una de la madrugada de ayer. En ese municipio, se produjo el desbordamiento de un río que arrastró al mar ocho vehículos aparcados en la zona de la Colada del Duque. Cinco pudieron ser rescatados.

También se registraron desprendimientos en el kilómetro 154 de la autopista a su paso por Estepona, donde permaneció cortado un carril desde las 23.30 del viernes hasta las tres de la madrugada de ayer. El casco urbano de Estepona sufrió las consecuencias de las fuertes lluvias. Varias calles fueron cortadas al tráfico y locales del puerto deportivo tuvieron que ser evacuados por inundación.

Los propietarios de los establecimientos de la zona mostraron su hartazgo porque "siempre que llueve pasa lo mismo". En un local nocturno de la zona incluso tuvieron que retirar todo el suelo "porque era parquet flotante y el agua nos ha llegado hasta las rodillas, por lo que se nos ha echado todo a perder", explicó una afectada. El concejal de Infraestructuras, Rafael Duarte (PSOE) indicó que "el hecho de que este haya sido un año hidrológicamente malo y de que hayan llegado las lluvias de golpe ha dado lugar a que no se hayan tenido pruebas anteriores del estado y se han desbordado". A ello hay que sumar la mala canalización del arroyo El Piojo, que al rebosar inundó varios locales comerciales y dependencias municipales.

Además, ayer tarde se tuvo que cortar la autovía a la altura de La Azucarera, en la capital, por bolsas de agua en la calzada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios