Valadez denunciará al PP por acusarle de cometer irregularidades en contratos

  • El alcalde interpondrá una querella contra el secretario general de los populares

El secretario general del PP en Málaga, Francisco Salado, tendrá que relatar ante un juez las presuntas irregularidades que, a su juicio, cometió el alcalde de Estepona, David Valadez (PSOE), cuando era delegado de Personal entre los años 2003-2007 y que serían la contratación fraudulenta de más de un centenar de personas en el Ayuntamiento. El primer edil anunció ayer que la próxima semana interpondrá una querella contra Salado, quien manifestó el jueves que pedirá al juez instructor del caso Astapa, Jesús Torres, que abra una pieza separada para que investigue si Valadez, que denunció la presunta trama de corrupción municipal junto con la concejala Cristina Rodríguez, tiene responsabilidades penales en la contratación de personas afines a los imputados siendo concejal de Personal.

Valadez, que calificó como un "auténtico felón" a Salado, recordó que dimitió de los consejos de administración de las empresas municipales en abril de 2005 al no compartir la gestión que en materia de contratación se estaba llevando a cabo, "lo que supuso un nuevo punto de fricción en las tensas relaciones existentes en el seno del gobierno", e incluso que el PP local pidió reiteradas explicaciones al entonces alcalde, Antonio Barrientos, sobre su dimisión.

El alcalde manifestó que no tolerará a Salado que ponga en duda su honorabilidad, añadiendo que también tendrá que explicar ante el juez las acusaciones que hizo sobre la adquisición de su vivienda, e insistió en que su patrimonio se puede consultar en internet, a diferencia del de los cuatro ediles del PP, que no han hecho públicos aún sus bienes pese a existir un mandato plenario que los obliga en este sentido. Pero la querella que interpondrá Valadez contra Salado también se hará extensiva a su antecesor en el cargo, el ex alcalde Antonio Barrientos, en libertad bajo fianza de 150.000 euros a raíz de su imputación en el caso Astapa, quien manifestó ayer que Valadez "metió gente a dedo en el ayuntamiento", a través de una sociedad municipal, "presidida entonces por Cristina Rodríguez". Barrientos se sumó así a las acusaciones realizadas desde el PP asegurando que Valadez contrató de manera fraudulenta bajo su mandato y que incluso "tuvo a gente trabajando sin dar de alta en la Seguridad Social".

Además, acusó al primer edil de engañarlo a él y "parece que a la Policía". A este respecto, el alcalde señaló que estas manifestaciones "evidencian la estrategia de alianza entre el PP y las personas investigadas en el marco de la operación Astapa". El objetivo del PP e imputados es "desacreditarme" por haber destapado la presunta trama de corrupción junto con la concejala Cristina Rodríguez, quien señaló, por su parte, que no firmó ni un solo contrato en su calidad de presidenta de la empresa municipal y dijo que en las actas se puede comprobar la polémica que surgió siempre en cuanto a la forma de contratar y las voces discordantes "de mi compañero y mía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios