Vecinos de Benahavís se muestran "encantados" con la visita

  • Consideran que "será muy positivo para el municipio" y que "va a atraer a muchos turistas"

Vecinos de Benahavís se mostraron hoy "encantados" con la llegada de la primera dama estadounidense, Michelle Obama, y su hija menor, Sasha, a la Costa del Sol, donde se alojan en el hotel Villa Padierna de la localidad.

"Estoy encantado con la visita de la mujer del presidente de EEUU, Barack Obama, porque creo que será muy positivo para el municipio", señaló un vecino de la urbanización ubicada en este complejo hotelero.

Michelle Obama, que llegó en coche al recinto a las 11.43 horas, fue recibida por el propietario del hotel, Ricardo Arranz, y su esposa. Tanto la primera dama como su hija fueron acompañadas por representantes del hotel a una de las villas que han reservado, sin que hayan solicitado nada especial.

"Es normal que haya tanta presencia policial en un acontecimiento como éste", apuntó otro vecino. La llegada se produjo con una gran expectación y con importantes medidas de seguridad.

Por su parte, un matrimonio que reside en la urbanización destacó la importancia de esta visita a la Costa del Sol: "va a atraer a muchos turistas".

La familia Obama tiene 60 habitaciones reservadas en este hotel, hasta el que están llegando numerosos regalos para la primera dama estadounidense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios