Vecinos de Las Lagunas continúan la lucha por los aparcamientos

  • Desconfían de las palabras del alcalde y exigen ver un informe técnico que indique que se mantendrán las plazas

Vecinos de Las Lagunas continúan la lucha contra lo que ellos consideran que supondrá "la desaparición de más de 200 plazas de aparcamiento". La remodelación de las calles San Javier, San Ignacio, San Mateo, San Damián, San Marcos y San Fermín, conllevaría el ensanchamiento del acerado existente para cumplir con la normativa de accesibilidad, y supondría menos estacionamientos a disposición no solo de los residentes de la zona, sino también para los ciudadanos que acuden al centro de salud situado en este enclave.

Ayer fueron cerca de un centenar los que se reunieron con representantes de los partidos de la oposición para continuar con sus reivindicaciones después de que, pese a la negativa de los propios residentes a retirar sus vehículos en la calle San Mateo para impedir que entren las maquinarias a realizar las obras, los operarios iniciaran las pintadas pertinentes en el suelo como actuación previa al inicio de las mismas. "Pero los carteles de principio de obra de momento no los han puesto", comentó a este periódico Lázaro Gutiérrez, uno de los vecinos afectados.

Por otro lado, y pese a que el alcalde de Mijas, Ángel Nozal, se reunió el pasado lunes con los vecinos para tratar este asunto y aseguró que no se eliminarían plazas de aparcamiento, los vecinos se muestran reticentes a sus palabras y exigen "que las calles se queden como están". "No estamos en contra de las mejoras, lo que no queremos es que nos dejen sin aparcamientos", expresó.

Por su parte, la candidata socialista a la alcaldía en el municipio, Fuensanta Lima, expresó que "pese a que el equipo de gobierno aseguró que buscarían una solución, con los vecinos de la zona, esta no ha llegado". "Nozal, en vez de buscar el interés general de los vecinos, busca el interés electoralista acometiendo 28 obras de calle al final de una legislatura con una evidente falta de planeamiento", criticó.

Así, pese a la promesa de Nozal de actuar en la zona "eliminando por decreto los bolardos", los vecinos exigen "ver un informe técnico que ampare esta decisión, ya que todo parece indicar que el alcalde no está contando toda la verdad en este aspecto". Los vecinos ya han recogido más de 250 firmas por su disconformidad y proponiendo mantener los acerados con dimensiones similares a las existentes "ya que al tratarse de zonas consolidadas y ser casos puntuales, con un ancho mínimo de 0,9 metros cumpliríamos con las normativas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios