Vecinos tienen que salir a la calle con linternas por la falta de alumbrado público

  • Una urbanización de Ronda lleva más de tres años habitada pero en espera de que se completen los equipamientos

Comentarios 5

Los vecinos de la urbanización Arenal 2000, situada a la entrada de Ronda junto al nuevo hospital comarcal, aseguran haber agotado toda su paciencia ante los problemas que presenta esta urbanización que todavía no ha sido recepcionada. Además, se sienten engañados por los responsables municipales, a los que acusan de hacerles promesas de forma continuada sin que ninguna de ellas se termine de cumplir. "Estamos hartos, porque llevamos tres años y pico esperando", afirmaba uno de los vecinos.

Mientras tanto, desde el Ayuntamiento, la delegada municipal de Urbanismo, María José Martín de Haro, mantiene que se está siguiendo el procedimiento "legal" para ejecutar el aval de más de 2 millones de euros que tiene depositado la empresa constructora. De hecho, el Ayuntamiento de Ronda anunció a final de verano que había comunicado a la empresa el inicio del expediente.

A pesar de todo, los vecinos insisten en pedir medidas urgentes y apuntan la posibilidad de realizar movilizaciones. Y es que consideran que la situación ha llegado a un límite inaguantable, con una parte de la urbanización, compuesta por 500 casas adosadas, totalmente a oscuras y sin alumbrado público. En esas calles se puede ver como los vecinos llevan linternas para poder llegar hasta sus casas cuando tienen que salir durante la noche. "Aquí nadie quiere saber nada", se lamentaba otro vecino, que explicaba como promotora y ayuntamiento se olvidan de los problemas que siguen sin resolverse.

"Lo único que pedimos es que la administración tome cartas en el asunto", exigía otro vecino, que, aunque reconocía que la promotora debe actuar, también exigía a los responsables públicos que han de cumplir la ley para garantizar los servicios mínimos. "A mí nadie me da tres para pagar los impuestos", se lamentaba otro vecino que mostraba pocas esperanzas de que se pueda llegar a una solución rápida. Incluso, de forma irónica, hay quien apuesta por comprar velas y colocarlas en las farolas como solución de urgencia para los meses de invierno, cuando la noche cerrada llega mucho antes. Además del alumbrado, también piden mejoras en jardines y mobiliario urbano, dos aspectos que también consideran muy deficientes en toda la urbanización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios