Provincia

Vélez amenaza con parar el tranvía si la Junta no se implica en su financiación

  • La empresa encargada de la explotación de este medio de transporte cifra en 700.000 euros el déficit en el primer año

Comentarios 1

La continuidad del tranvía de Vélez está el peligro. El novedoso servicio de transportes tiene un futuro incierto tras los malos resultados económicos que ha cosechado durante el primer año de funcionamiento. Esto ha hecho que el alcalde de la localidad, Francisco Delgado Bonilla (PP), haya dado un ultimátum a la Junta de Andalucía al afirmar que está dispuesto a paralizar el servicio si la Administración autonómica no asume las pérdidas que ha generado la explotación desde su puesta en marcha en octubre de 2006.

El primer paso en esta advertencia será negarse a recepcionar las obras de la segunda fase de la infraestructura, prevista para finales de marzo. Y no lo hará, según dijo, hasta que el Gobierno andaluz garantice que sufragará el déficit. "Este Ayuntamiento no va a asumir la segunda fase si no se solucionan los problemas económicos que ya tenemos. La Junta presumió del primer tranvía de Andalucía y ahora no se puede desentender", manifestó el regidor, que ayer se reunió con los responsables de Travelsa, empresa adjudicataria de la explotación, para analizar los resultados del ejercicio de 2007 y la previsiones para 2008.

Según los datos aportados por el regidor, el desfase económico del tranvía en este primer año es de 700.000 euros. Esta deuda ha sido propiciada después de que no se hayan cumplido las expectativas en cuanto al número de viajeros y por la diferencia entre el coste de la tarifa técnica, 1,42 euros, y la de venta al público, que está en 1,30 euros. "Esta situación es preocupante y el Ayuntamiento de Vélez no tiene la culpa de que el proyecto económico esté mal hecho", denunció Delgado Bonilla.

La situación, según el alcalde, empeorará con la puesta en funcionamiento de la segunda fase. Los cálculos previstos para que Travelsa consiga "los ingresos teóricos" sitúan la tarifa técnica en 2,60 euros, "por lo que el déficit se duplicará". La empresa adjudicataria calcula que los gastos de explotación estarán en torno a los 3,4 millones de euros. "Los vecinos de Vélez-Málaga no tienen que pagar el capricho del anterior alcalde, Antonio Souvirón (PSOE), y de la Junta", sentenció el regidor, que espera mantener una reunión con el director de Ferrocarriles Andaluces, Teófilo Serrano.

No obstante, explicó que desde el Consistorio están barajando algunas opciones para mejorar el número de usuarios. Entre ellas se estudia incorporar una autobús circular por el casco histórico para acercar a los clientes potenciales hasta las paradas del tranvía e incluso bajar el precio del billete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios