El acceso a la autovía tendrá un tráfico diario de 7.000 vehículos

  • La vía tendrá una sola calzada con un carril de 3,5 metros de ancho para cada sentido

Unos 7.000 vehículos accederán cada día a la autovía del Guadalhorce desde el municipio de Pizarra a través del nuevo acceso que comunicará en un futuro la A-357 con la localidad. Así lo aseguró ayer la Consejería de Obras Públicas y Vivienda tras exponer a información pública el anteproyecto de esta infraestructura, que fue aprobado provisionalmente por la Dirección General de Carreteras. El documento permanecerá abierto a alegaciones y observaciones de organismos oficiales y particulares hasta el próximo 14 de mayo. Esta actuación consiste en construir un acceso directo de un kilómetro de longitud desde Pizarra al futuro enlace de Cerralba en la Autovía A-357 del Guadalhorce. La vía tendrá una sola calzada, con un carril de 3,5 metros de ancho para cada sentido y arcenes a cada lado de 1,5 metros. La velocidad máxima permitida programada para la carretera es de 80 kilómetros por hora.

El tramo, cuya inversión global se estima en ocho millones de euros, comienza en una glorieta de nueva construcción que se situará en el punto kilométrico 22,5 de la A-7054, al Sur del núcleo urbano de Pizarra, y finaliza en el enlace de Cerralba, donde se modifica la glorieta con respecto al proyecto de la autovía y los ramales de aceleración y deceleración. El trazado cruza el río Guadalhorce con una estructura de 301 metros de longitud y la línea de tren de Cercanías, con una segunda estructura de 81 metros. En el anteproyecto también se prevé una vía de servicio para el acceso de los vehículos a las fincas colindantes, así como a la fábrica de harinas y el Monte Público de la Rivera del río Guadalhorce. Por su parte, las obras del tramo de la A-357 Casapalma-Enlace de Cerralba se encuentran adjudicadas y en fase de proyecto el siguiente tramo Cerralba-Enlace de Zalea, que recoge el acceso a Álora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios