Provincia

La agonía del hotel Los Monteros llega a su fin

  • Casi un centenar de trabajadores retocan los últimos detalles para recibir mañana a los primeros huéspedes

Comentarios 1

"Ilusión, ganas y esperanza". Esas eran las palabras más repetidas ayer por los trabajadores del hotel Los Monteros de Marbella después de que el establecimiento haya reabierto sus puertas por primera vez desde que el pasado 5 de junio de 2009 el ex propietario, Ernest Malyshev, del grupo petrolífero ruso North-West Oil, decidiera cerrar este emblema de la Costa del Sol. Una agonía que ha durado 13 meses y que, al parecer, llega a su fin. Unos 90 empleados se afanaban ayer en retocar los últimos detalles para que, a partir de mañana, el hotel de cinco estrellas reciba a sus primeros huéspedes con sus mejores galas. Así, la empresa ha empleado 200.000 euros para gastos de pintura.

"Es un milagro", expresó a este periódico Juan José López, responsable del mantenimiento de la piscina, quien comentó que los trabajadores están "muy contentos e ilusionados". "Hay que ser cautos, porque todo lo que hemos sufrido no se olvida en un día", pero "por fin parece que, tras más de 18 meses de incertidumbre, todo se va solucionando", apostilló.

Y es que si algo han demostrado estos trabajadores, ha sido constancia al intentar conservar el hotel en buen estado, desarrollando labores de limpieza y de mantenimiento a pesar de su cierre. "Era nuestro futuro el que estaba en juego", respondía Gregorio Muñoz, jardinero, a lo que añadió: "Hemos seguido luchando, porque teníamos esperanza de que alguien apareciera para rescatarlo".

Así, los empleados han estado al pie del cañón día tras día y, gracias a ello, el hotel no ha necesitado de grandes reformas, excepto el cambio de parqué en el Bar Azul y el acondicionamiento del club de playa La Cabane, cuyas instalaciones están disponibles desde hoy -de 11:00 a 20:00-.

Respecto, al número de reservas, el director, Salvaldor Ríos, subrayó la posibilidad de que durante el fin de semana, la cifra se incremente debido al anuncio de huelga por parte de los trabajadores del hotel Incosol, aunque confió en que "reine la paz y haya un entendimiento", no sólo por los empleados, sino también "por el destino de Marbella que no debe pasar más penuria", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios