Los agricultores prevén una buena campaña de castaña pero dudan de los precios

  • Asaja calcula que se podrían recoger unos cinco millones de kilos · El inicio de las labores se retrasa a mediados de octubre

Comentarios 2

La campaña de recogida de la castaña se aproxima y los agricultores se preparan en los municipios del valle del Genal, donde se congregan las más de 4.300 hectáreas que existen en la Serranía de Ronda. Las primeros castañas en llegar a los mercados serán las denominadas bravía temprana y portuguesa, que se concentran en las localidades de Jubrique, Cartajima y en menor medida en Pujerra y Parauta. No obstante, el grueso de la recogida se iniciará tras los primeros días de octubre, e incluso se apunta la posibilidad de que se retrase algunas jornadas más.

En cuanto a las previsiones, los propietarios de las explotaciones creen que pueden recuperar parte de las pérdidas que sufrieron el pasado año, cuando la campaña fue de las peores que se recuerdan y el fruto se quedó "avellanado" en los árboles, señalaban desde la asociación Asaja. Por el contrario, para este año los castaños presentan un gran carga de fruto, aunque existen zonas donde hay una menor cantidad y eso puede hacer que la recogida no termine de ser todo lo buena que se esperaba.

A pesar de ello se estima que se podrían alcanzar los 5 millones de kilos, lo que supondrá una producción media-alta. Sin embargo, la incertidumbre se mantiene en el precio que tendrá el fruto, ya que "después de los primeros cinco días bajan mucho", aseguran desde la asociación de agricultores.

Además, la falta de lluvias a finales del mes de agosto y principios de septiembre ha provocado que el punto de engorde no sea el deseado, aunque se mantienen las esperanzas de que bajen las temperaturas para su conservación. A ello podrían contribuir las lluvias que se anuncian para esta semana.

Las primeras peonadas para recoger castañas se darán este fin de semana, aunque para poder degustar las apreciadas pilongas todavía habrá que esperar unas semanas. Y es que este tipo de castaña, la más frecuente en la comarca rondeña, es la que tiene una mayor demanda por su tamaño, su sabor dulce y la facilidad para pelarla.

En concreto, será en la zona de Jubrique donde se recojan las primeras castañas, aunque todavía serán pequeñas cantidades, y hasta finales de mes no abrirán la mayoría de los almacenes y cooperativas que se dedican a la comercialización de este fruto situado a medio camino entre su origen silvestre y su catalogación como agrícola.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios