El alcalde de Benaoján lleva al juzgado a la compañía eléctrica por los cortes de luz

  • El regidor critica la prepotencia de la empresa y asegura que ha interrumpido el suministro "por cojones" · La compañía insiste en que el Ayuntamiento ha denegado el pago de las facturas

Comentarios 1

La legitimidad de los cortes del suministro eléctrico que afectan desde el lunes a Benaoján se dirimirá en los juzgados. Ayer el alcalde del municipio, Francisco Gómez, acudió al juzgado de Guardia de Ronda para presentar una denuncia contra la medida tomada por Eléctrica Serranía, al tiempo que solicitaba que se repongan el suministro en el menor tiempo posible. "Ha sido un corte por cojones", afirmó Gómez, que insistió en pedir a la empresa que le presente las facturas de la cantidad reclamada. Además, acusó a los responsables de la compañía de actuar con prepotencia, señalando que "algunos creen que todavía tienen el poder que tenían antes". El alcalde también recalcó que "no me niego a pagar", al tiempo que aseguraba contar con la liquidez necesaria si se demostraba que las facturas están pendientes de pago. A ello añadió la deuda que tendría la empresa con el Consistorio por el impuesto de ocupación de la vía pública, lo que asegura que haría que fuese la compañía la endeudada con las arcas municipales.

Mientras tanto, desde la eléctrica insisten en sus argumentos y en la negativa del regidor a llegar a un acuerdo sobre un plan de pagos de la deuda reclamada, que asciende a unos 266.000 euros. De hecho, el abogado de la empresa presentó ayer por la mañana en los juzgados las facturas reclamadas por el Ayuntamiento de Benaoján. También recordó que han sido inútiles todos los intentos de llegar a un acuerdo con los responsables municipales. "No pedimos que paguen mañana", recalcaron, al tiempo que explicaron que su intención es la de lograr que se comprometan por escrito a un calendario de pagos como han realizado con los otros ayuntamientos.

La decisión municipal de recurrir a los tribunales no ha sentado nada bien en la empresa, que ahora se plantea retirar la oferta de descuentos que había realizado y la condonación de los intereses que se habrían generado, lo que podría hacer que la cifra creciese de forma importante. A todo ello, la indignación crecía entre los vecinos de Benaoján, que se han quedado sin televisión y algunos servicios municipales por segundo día. "Es increíble lo que está pasando, lo que tienen es que ponerse de acuerdo y dejar de fastidiar al ciudadano", decía un vecino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios