El alcalde de Estepona nombra a Ricardo Galeote como cargo de confianza

  • El exconcejal del Partido Popular, que estuvo imputado en el caso Gürtel por blanqueo de capital aunque luego fue excluido de la investigación, se incorporó ayer a su nuevo puesto

Comentarios 1

El ex concejal del PP de Estepona Ricardo Galeote es, desde esta semana, asesor del área de Alcaldía del Consistorio. El regidor, José María García Urbano, que firmó el lunes su nombramiento, confirmó que Galeote se incorporó ayer a su puesto de trabajo. El ex concejal del PP se convierte en el cargo de confianza número 17 que designa García Urbano.

El portavoz del PSOE, David Valadez, que calificó de "despropósito" el nombramiento, aseguró que la elección demuestra que el equipo de gobierno "sigue con su política de incoherencia". "Mientras que por una parte se lamentan constantemente de la difícil situación económica del municipio, por otra sigue incrementando el número de cargos de confianza con altísimas retribuciones", añadió.

Valadez aseguró que los concejales del equipo de gobierno perciben salarios más altos que los de la anterior Corporación. Un concejal "raso", según el portavoz socialista, cobra 43.900 euros brutos al año, lo que supone más de 2.000 euros que un edil con responsabilidad en el mandato anterior. Los concejales que dirigen las cinco áreas principales en las que se estructura el Consistorio, que son Personal, Economía y Hacienda, Urbanismo, Presidencia, y el área socio-cultural, cobran, según el portavoz socialista, casi 63.000 euros brutos anuales, sin contar las dietas de las comisiones informativas y las de las Juntas Gobierno Local.

"En total, el equipo de gobierno supone a las arcas 665.200 euros brutos cada año. La cifra no cuenta a los ediles con responsabilidades supramunicipales. Los nueve concejales del equipo de gobierno de la anterior Corporación percibían 383.000 euros brutos al año", sintetizó Valadez.

La concejal de Presidencia, Ana Velasco, acusó al PSOE de "manipular las cifras". Los socialistas, según la edil, contrataron en el anterior mandato a 21 cargos de confianza entre el Consistorio y las empresas municipales, cuyas retribuciones fueron de 910.000 euros anuales, lo que supone 238.000 euros más de lo que cobran los cargos de confianza nombrados por García Urbano.

Ricardo Galeote estuvo imputado en el caso Gürtel por un presunto delito de blanqueo de capitales, aunque el magistrado que instruye el sumario, Antonio Pedreira, le excluyó de la investigación. A principios de septiembre, sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción interpuso un recurso contra el archivo provisional de la causa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios