El alcalde de Mijas abre la puerta a los vecinos para que no haya demoliciones

  • El Ayuntamiento se ha comprometido a revisar todos los casos para regularizar las viviendas en situación irregular

La unión hace la fuerza, y con buena voluntad se consiguen los propósitos. Ambos factores se están dando en el asunto de las viviendas ilegales de Mijas, y los afectados, agrupados en una asociación de más de 200 personas, tienen los ánimos más altos que nunca. Y es que tras la reunión mantenida el pasado viernes con el alcalde mijeño, Antonio Sánchez (PSOE), éste se comprometió con los vecinos a "apurar la legalidad, sin traspasarla, con el fin de regularizar el máximo de viviendas posibles en la localidad".

En este sentido, Ayuntamiento y vecinos trabajarán mano a mano para estudiar cada caso. Los miembros de la Asociación por la Regularización de Viviendas de Mijas estarán presentes tanto en las revisiones del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como en la comisión de seguimiento que se ha creado.

Antonio Sánchez explicó que "la situación de cada vecino se estudiará detenidamente y caso por caso".

Por su parte, el presidente de la asociación que engloba a los afectados por las viviendas ilegales, Juan Antonio Blanco, dio a conocer su satisfacción por el hecho de que puedan participar en las reuniones más importantes relacionadas con su situación, tal y como habían solicitado. "La revisión se va a hacer por viviendas no por zonas, y los vecinos vamos a realizar el trabajo de campo", manifestó.

Asimismo, se atrevió a adelantar "la posibilidad real e inmediata de la suspensión de las demoliciones y las multas, con la paralización de los expedientes", algo que desde el Consistorio no han confirmado, si bien el regidor municipal mostró su "disposición absoluta para solucionar el problema cuanto antes, siempre dentro de la legalidad".

A este respecto, el portavoz de los vecinos afectados destacó la necesidad de recurrir ante un juzgado para que se prolongue el tiempo de actuación. Asimismo, indicó que cada vez llega más gente a la asociación, y que muchas personas están muy mal informadas.

Por ello, desde que se creó el colectivo se están sucediendo reuniones informativas para poner al día a los afectados. Ayer se celebró una en La Alquería y el próximo día 17 se hará en Osunillas, para continuar por las distintas zonas en las que existen residencias irregulares.

Según Blanco, en estos momentos hay en Mijas unas 1.100 viviendas ilegales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios