Los alumnos de Benamocarra se reubicarán en prefabricadas

  • El alcalde denunciará al delegado de Educación y al director del instituto por coacciones · Se instalarán en el IES Joaquín Lobato de Torre del Mar

Los alumnos del Instituto de Educación Secundaria La Maroma de Benamocarra comenzarán el año en aulas prefabricadas. Se instalarán en el IES Joaquín Lobato de Torre del Mar mientras duren las obras de reforma de la escollera del muro exterior del centro en el que estudian. El Ayuntamiento precintó las instalaciones por "seguridad" y el recinto permanecerá cerrado hasta que no finalicen los trabajos. La administración local propuso a Educación la posibilidad de que los jóvenes recibieran clases por la tarde en los colegios de la zona, una medida que no es posible según explicó el delegado provincial, Antonio Escámez, ya que por un lado "se trata de dar el mejor servicio educativo a los jóvenes" y el decreto escolar obliga a convocar los claustros y otras obligaciones docentes en ese mismo horario.

Además, en la reunión que mantuvieron ayer con la comunidad educativa, los padres recordaron que muchos de los estudiantes tienen por las tardes otras actividades extraescolares, de apoyo, inglés o incluso son muchos los que tienen conservatorio. "Hemos valorado otras superficies en la comarca y es la única opción que tenemos en tanto se normaliza la reparación de la escollera. El alcalde, Abdeslan Lucena (PP), ha decidido de forma unilateral precintar el instituto basándose en un informe "injusto". Escámez recordó que las obras que comenzarán el 15 de diciembre para no interrumpir las clases fueron paralizadas por la Policía Local, a pesar de que al tratarse de "una obra de emergencia" no requería licencia. Así se instalarán cinco módulos con dos aulas para acoger a los 200 niños que empezarán a recibir las clases "lo antes posible". "Ya vienen de camino y se montarán en tiempo récord a la espera de que se lleven a cabo todas las acometidas necesarias. El lunes no habrá porque hay quien desconoce esta situación que nos ha sobrevenido y el director tendrá que explicar al claustro esta situación sobrevenida", señaló Escamez, quien negó que a la reunión de ayer no fuesen invitados los responsables municipales. Precisamente, el Ayuntamiento de Benamocarra va a denunciar al delegado provincial de Educación, y el director del centro, Manuel Ruiz Cazorla, "por coacciones y por incitar a los padres a presentar denuncias falsas contra los miembros del equipo de gobierno del Ayuntamiento en el transcurso de una reunión celebrada con los padres de alumnos de dicho centro a la que no han sido invitados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios