La asociación Amigos Especiales abrirá su sede en febrero

  • El colectivo trabaja por mejorar la calidad de vida de niños con discapacidad

Después de tres años esperando un nuevo local en el que poder desarrollar su actividad más cómodamente, la asociación Amigos Especiales de Coín, que trabaja por la mejora de la calidad de vida de niños con discapacidad, estrenará nueva sede el próximo mes de febrero.

En estos momentos, los operarios del Ayuntamiento llevan a cabo los trabajos de adecuación de estas instalaciones para su nuevo uso. El local, que está situado en la calle Picasso del municipio, fue cedido por la empresa Cónico en la última gala benéfica que organizó el colectivo y que tuvo lugar en el mes de diciembre.

Al término de estas obras, la asociación dispondrá de unas instalaciones con una superficie de 150 metros cuadrados, divididos. Albergará cinco nuevas salas, una de ellas para reuniones y el resto para aulas en las que se impartirán, entre otras, clases de logopedia y fisioterapia.

De esta forma, el colectivo trasladará la labor social que desarrolla con estos niños, dejando atrás las obsoletas instalaciones en las que se encontraban hasta el momento. El avance permitirá mejorar la difícil situación a la que tienen que hacer frente estos pequeños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios