El proyecto de autopista a la Costa del Sol recibe otra avalancha de alegaciones

  • Alertan sobre la presencia de amianto y apuestan por un tercer carril como alternativa más sostenible al proyecto

Comentarios 7

Las alegaciones al proyecto de construcción de una autopista entre Ronda y la Costa del Sol se suceden en cascada. A las ya conocidas de los grupos ecologistas y de Los Verdes, también se suman aquellas que han presentado personas a título particular o en representación de pequeños grupos de vecinos. Es el caso de Azzam Qasrawi, un ingeniero de origen palestino formado entre Egipto, Inglaterra y Francia que desde hace años se encuentra afincado en la Serranía de Ronda, donde reside con su familia.

No es la primera vez que plantea una batalla contra proyectos de nuevas carreteras que considera perjudiciales para el medio ambiente y ya mantuvo un duro enfrentamiento contra la conocida como circunvalación de Arriate, hoy con las obras paralizadas por la crisis, pero que lograron desviar para que no cruzara uno de los encinares centenarios más importantes que existen en la comarca rondeña. Entonces contó con el apoyo de sus vecinos y las asociaciones ecologistas, además de formaciones políticas como IU.

Ahora ha fijado sus ojos en el polémico proyecto de autopista a la costa, que considera que supondría una "grave daño" para el medio ambiente de la zona, además de alertar sobre las consecuencias incalculables que podría tener el amianto existente en la zona si se decide actuar sobre el mismo. En este sentido, los ecologistas y algunos expertos han rechazo la posibilidad de utilizar voladuras para abrirse camino entre los macizos montañosos que lo acogen, ante la imposibilidad de calcular sus posibles consecuencias negativas sobre los trabajadores y los habitantes de la zona.

Qasrawi, que asegura ser "consciente" de la necesidad de mejorar las comunicaciones de Ronda y su comarca con el exterior, apuesta por la dotación de un tercer carril que permita facilitar los adelantamientos en esta carretera, una postura muy similar a la mantenida por los responsables de IU, que también creen que esta sería la mejor solución, especialmente, cuando la crisis ha traído un notable descenso de la intensidad circulatoria en esta vía de comunicación. "Los franceses lo hacen mucho y les funciona bien", dice Qasrawi, que no termina de entender la obcecación de algunos por tener autopistas y autovías para ir a todos los sitios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios