Diez bañistas resultan afectados por urticaria

  • Las primeras investigaciones apuntan a que los afectados pudieron estar en contacto con algunas algas tóxicas

Comentarios 5

Lo que prometía ser una jornada de playa tranquila se convirtió en un día complicado en Mijas. El pasado domingo alrededor de una decena de personas fueron atendidas por presentar irritaciones en la piel al parecer, según apuntan las primeras investigaciones, por estar en contacto con algas tóxicas. Los hechos sucedieron en La Cala de Mijas, una de las zonas más turísticas del municipio, en concreto en la zona comprendida entre la playa del mismo nombre y el faro de Calaburras.

Desde la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía informaron que alrededor de diez personas fueron atendidas por servicios médicos, sobre todo en el centro de salud de Las Lagunas, al presentar picor en los ojos y en la garganta e incluso irritaciones en la piel de carácter leve. Sin embargo, otras fuentes apuntaron a que el número de afectados podría elevarse a una veintena, puesto que alrededor de otras siete personas precisaron atención en Alhaurín de la Torre.

A la mañana siguiente se puso en marcha un protocolo de actuación para determinar el origen de las urticarias. Al lugar se trasladaron técnicos del Distrito Sanitario Costa del Sol, acompañados por personal de la Concejalía de Playas, Salud y Medio Ambiente para comprobar de primera mano el estado de las playas y tomar muestras, aunque no se pudieron ver restos de las plantas supuestamente tóxicas. Las primeras hipótesis apuntan a que los afectados podrían haber estado en contacto directo con las algas, aunque no se encontraron rastros a pie de arena ni tampoco en el mar, puesto que el área también fue revisada por la embarcación anfibia de Cruz Roja, encargada del servicio de salvamento y socorrismo. Desde esta misma entidad se advirtió que la posible presencia de estas plantas es un hecho "puntual" por lo que las medidas preventivas se mantendrán mientras dure la alerta.

La respuesta municipal tampoco se hizo esperar. La Concejalía de Playas organizó ayer por la tarde una limpieza especial del litoral caleño como medida de precaución, según informó el edil responsable Francisco Marín. Para ello, se contó con la presencia de los 14 operarios y con dos tractores, que se encargaron de recoger de la arena todos los restos. Los trabajos se realizaron durante toda la tarde y se extendieron hasta el límite de Fuengirola.

Marín explicó que es la primera vez que sucede un hecho de este tipo por lo que se investigará a fondo la situación, aunque apostilló que sólo se han producido alrededor de una decena de casos a pesar de que las playas el pasado domingo estaban "abarrotadas". Sin embargo, ayer ondeaban las banderas amarillas en todo el litoral mijeño para alertar a los usuarios y además desde Cruz Roja se desaconsejó el baño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios