Un grupo británico reactiva un centro comercial de unos de 250 millones

  • Intu Properties, pendiente del acuerdo para comprar los suelos del complejo, que incluiría un hotel.

El proyecto de construcción de un gran centro comercial en Torremolinos, con una inversión programada próxima a los 250 millones de euros, se reactiva. En esta ocasión de la mano del fondo de inversión británico Intu Propierties, que parece dispuesto a formalizar en breves fechas el acuerdo de adquisición de los terrenos sobre los que levantar este complejo y suscrito en febrero de 2012 con la empresa Peel Devolepments España. Es esta firma, precisamente, la que allá por el año 2005 alcanzó un acuerdo con el Ayuntamiento de Torremolinos para adecuar urbanísticamente los usos necesarios en la parcela, pendientes aún de la aprobación del instrumento urbanístico necesario.

La intervención en la localidad malagueña, cuyos orígenes se remontan a mediados de la década de los años 80, forma parte del plan estratégico de Intu de desembarco en España y del que forman parte otras actuaciones semejantes en Vigo y Valencia. En esta misma línea de acción, la empresa británica, propietaria del centro comercial The Trafford Centre, a las afueras de Manchester, cerró recientemente la adquisición del complejo Puerto Venecia, en Zaragoza, en una operación valorada en unos 451 millones de euros.

Lo que queda por dilucidar en el caso torremolinense es el calendario que pueda estar manejando el fondo británico para impulsar este macrocomplejo. El primer paso, en cualquier caso, ha de materializarse en los próximos días y debe consistir en la formalización de la opción de compra de la mencionada parcela a Peel Devolepments. La misma, que data de mediados de febrero de 2012, fijaba un plazo de tres años en los que la aceptación de la misma dejaba el precio de adquisición en 40 millones de euros.

Es por tanto previsible, como apuntaba en su edición de ayer el periódico Expansión, en que los próximos días pueda haber un movimiento en este sentido. La citada propuesta de transacción afecta a dos parcelas de terrenos, una de ellas con autorización para la construcción de un centro comercial regional de alto nivel. El consentimiento inicial, según los documentos oficiales del acuerdo entre las dos mercantiles, permitiría la ejecución de un complejo comercial de más de 80.000 metros cuadrados con tiendas, bares, restaurantes y un multicine, a lo que se podrían sumar otros usos como desarrollo residencial, una gasolinera, 5.000 plazas de aparcamiento y un hotel de lujo de 250 habitaciones.

Uno de los aspectos mejor valorados por parte de los potenciales promotores es la posición estratégica de la localización, con una población próxima de 1,6 millones de personas en un radio de 45 minutos en coche y con un movimiento de turistas anual superior a los 6 millones. A esto se suma el acceso directo que tendría el centro comercial con la A-7 y la cercanía del aeropuerto de la Costa del Sol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios