El chalé de Marisol Yagüe se subastará el 23 de septiembre

  • El inmueble está valorado en más de 1.9 millones de euros. La subasta pública forma parte del proceso de ejecución de la sentencia que condena al ex alcaldesa al pago de 722.000 euros por las obras de reforma de su vivienda

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Marbella ha acordado sacar a subasta pública el 23 de septiembre el chalé de la ex alcaldesa Marisol Yagüe, dentro del proceso de ejecución de la sentencia que condena a ésta al pago de más de 722.000 euros por las obras de reforma de su vivienda.

Según el edicto de subasta, la propiedad de Yagüe está valorada en más de 1,9 millones de euros, aunque mantiene una hipoteca con el Banco Español de Crédito y una anotación de embargo a favor del Instituto de Crédito Oficial, cargas que serán subrogadas por el comprador.

Para participar en la subasta, que tendrá lugar en la sede judicial, los posibles licitadores deberán realizar un depósito económico o presentar un aval bancario correspondiente al 30 por ciento del valor de la tasación de la vivienda.

Desde el anuncio de la subasta hasta su celebración podrán hacerse posturas -pujas- por escrito en sobre cerrado, según el edicto judicial, que señala que cuando la mejor de ellas sea igual o superior al 70 por ciento del valor se aprobará el remate -el dinero que falta por pagar hasta alcanzar el precio final ofrecido- a favor del mejor postor.

La Audiencia Provincial de Málaga condenó en marzo a la ex alcaldesa al pago de más de 722.000 euros a la empresa Copasur por las obras de remodelación en su chalé, un fallo judicial que estimaba parcialmente el recurso de apelación contra la sentencia inicial dictada por el juzgado marbellí, que obligaba a Yagüe a pagar a la constructora 908.000 euros por la reforma.

La Audiencia Provincial rebajó el importe de algunas de las facturas presentadas por Copasur al considerar que no se encontraba debidamente justificado y acordó acogerse a la pericial presentada por la defensa en relación con la mano de obra al estimar que en la sentencia inicial se "parte de un dato no contrastado".

Según dicha sentencia, la ex regidora dio órdenes a los operarios que trabajaron en la reforma de su chalet de derribar en diez ocasiones el tabique del baño y cambiar "como tres veces" las ventanas y los radiadores del salón.

Yagüe, que se encuentra procesada por el "Caso Malaya" contra la corrupción municipal, admitió en el juicio que no pagó "ni una sola peseta" de las reformas de su casa al considerar que estaban "mal hechas" y puntualizó que el constructor le facturó una cantidad más elevada de la cuantía real de las obras.

En relación a estos hechos existe también un procedimiento penal en el que están imputados, además de Yagüe, el ex concejal de Obras del Ayuntamiento de Marbella Vicente Manciles y un técnico municipal por un supuesto delito de malversación de caudales públicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios