Un colegio sin edificar ya tiene 150 matriculados

  • Todavía no se ha puesto ni un ladrillo, pero el Pleno ya le ha puesto un nombre

Hablar de un colegio sin colegio es posible, al menos en Estepona, donde desde el pasado mes de septiembre hay 150 alumnos matriculados en un centro que todavía no se ha empezado a construir.

A pesar de que aún no se ha puesto ni un sólo ladrillo en la parcela en la que se ubicará el edificio, el Pleno ha aprobado esta semana darle nombre al colegio. Será el María Espinosa. En la oposición han tachado de "desfachatez", que se apruebe en Pleno una cuestión que entienden superficial, como es bautizar al centro, en lugar de luchar porque comiencen las obras.

Ante estas acusaciones, la concejala de Educación, Mariví López, ha asegurado que el pasado 31 de enero "se aprobó el proyecto de ejecución, por lo que próximamente se publicará en el BOJA para que se puedan licitar las obras e iniciarse los trabajos en abril. En septiembre estará concluida la primera fase que será la de Educación Infantil".

El colegio tenía que haber estado operativo en septiembre. Incluso se matriculó a 150 alumnos en él, escolares que finalmente tuvieron que ser trasladados al antiguo centro Víctor de la Serna que se adecuó para atender a los pequeños. Según López, "aunque la estructura física y material no exista, sí que se puede hablar de un colegio, ya que tiene alumnos, equipo directivo, un claustro de profesores formado por nueve docentes, un consejo escolar, personal de administración y servicios, actividades extraescolares y un AMPA que se llama Del Cotrinar". Ahora sólo faltan las aulas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios