El conflicto de Benamocarra se politiza y se olvida de los alumnos

  • Cruce de comunicados y acusaciones entre los políticos eludiendo el problema

La cadena de despropósitos que encierra el precinto del IES La Maroma de Benamocarra pasa del enfrentamiento entre administraciones al de los alcaldes del área de influencia del centro. De nuevo octavillas, insultos, de vuelta a los juzgados y promesas de reuniones para buscar soluciones. La seguridad de los alumnos parece que pasa a segundo plano, y en el AMPA se refirman en que "solo nos mueve la educación y bienestar de nuestros hijos y nunca ser partidista, tal como se está demostrando en el Ayuntamiento de Benamocarra".

En el Consistorio donde se ubica el centro aseguran que "unos 80 exaltados ocuparon el despacho del arquitecto municipal al que retuvieron e insultaron durante más de una hora" y que "todo indica que son militantes socialistas en su mayoría y que no tiene hijos cursando estudios en el instituto ni nada tiene que ver con el centro". Entre ellos, citó al alcalde de Iznate, Gregorio Campos (PSOE), quien aseguró que a la hora que se produjo esta protesta estaba en Málaga en una reunión con el regidor de El Borge y el delegado provincial de Medio Ambiente de la Junta. Ante la denuncia pública, no descarta emprender acciones legales.

Fue el alcalde de Almáchar, José Gámez (IU), quien sí acudió con los padres al Ayuntamiento, y aseguró que "no hubo una postura violenta o exaltada y sí un comportamiento cívico, correcto y amable en el trato con los funcionarios y la Policía Local".

Una versión que corroboran el AMPA del IES La Maroma que informó de que tras presentar ayer un escrito de protesta al delegado provincial de Educación por el precinto del instituto y el traslado de los alumnos a aulas prefabricadas, los padres decidieron registrar el mismo documento en el Ayuntamiento de Benamocarra. Según el AMPA, también solicitaron una cita con el alcalde, Abdeslam Lucena (PP), y estuvieron en el edificio consistorial durante cuarenta minutos en una actitud pacífica "sin que hubiera amenazas hacia ningún funcionario ni se retuviera a nadie".

"Nos encontramos con el arquitecto municipal y le preguntamos cómo podía haber firmado un informe técnico sobre el estado del instituto sin haberlo visitado por dentro, a lo que respondió que no le habían mandado que visitara el centro y que lo haría cuando se lo pidiese el Ayuntamiento", añade el AMPA en su escrito.

Entre tanto, el director del centro, Manuel Ruiz Cazorla, denunció que el pasado miércoles, tiraron octavillas en las inmediaciones del centro en las que se podía leer: "Director dimisión. No te interesan los alumnos, sólo tu bolsillo. Cazorla, vete ya" de las que señala como autor al entorno del Ayuntamiento.

Sobre lo que el alcalde entiende como "politización de la web" de instituto y "su uso partidista", el Ayuntamiento advierte que adoptará medidas legales si el delegado de Educación, Antonio Escámez, no explica "cómo se financia y quien elabora los contenidos".

Sobre el tema en cuestión, la seguridad de los alumnos, una representación de padres ha viajado a Sevilla para arrancar al viceconsejero de Educación una nueva reunión donde estén presentes todas las partes. El Ayuntamiento de Benamocarra y otros miembros del colectivo también han acordado un encuentro con todos los implicados. No obstante, desde el equipo de gobierno han indicado que "no se levantará el precinto porque se está a la espera que la Junta de Andalucía explique su plan de trabajo para garantizar la seguridad del instituto". Un plan que debería ir aparejado de obras según los informes presentados por el Ayuntamiento que reflejan deficiencias estructurales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios