Un empresario niega ante el juez haber pagado 1,2 millones a Roca para repartirlo a los ediles

  • Andrés Liétor amplió ayer su declaración indagatoria por su relación en el caso Malaya

El empresario Andrés Liétor negó ayer en la ampliación de su declaración indagatoria por el caso Malaya haber pagado al ex asesor urbanístico Juan Antonio Roca 1,2 millones de euros por una operación urbanística, cantidad que, según el juez, fue repartida entre los ex ediles del Ayuntamiento de Marbella. El instructor del caso mantiene que Roca, de acuerdo con Liétor y el empresario Carlos Sánchez -también procesado en la causa-, habría permutado a través de una sociedad un edificio municipal en Puerto Banús por unos locales "de poca utilidad", por lo que el ex asesor habría recibido 1,2 millones de euros en efectivo que "repartió entre los concejales ".

En su comparecencia ayer ante el juez, Liétor negó haber entregado dinero a Roca "para comprar voluntades" de miembros de la Corporación municipal y descartó haber tenido ninguna intervención en un delito de cohecho.

El empresario aseguró que en sus tres comparecencias anteriores por el caso Malaya no estuvo presente el secretario judicial y que el contenido de las actas judiciales sobre las mismas no se correspondía con sus declaraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios