La escuela de hostelería sirve sus primeros platos

  • El centro abre un restaurante de prácticas

Calabacines frescos rellenos de carne, presa ibérica con salsa de cítricos y verduras y, de postre, cúpula de chocolate y pistacho es parte del menú con el que los alumnos de la Escuela de Hostelería de Estepona han abierto las puertas del restaurante donde, desde esta misma semana, estos tienen la posibilidad de realizar las prácticas de cocina y atención al público. "Se han roto todas las previsiones, en la primera semana se han atendido 78 cubiertos", manifestó Cristina Matos, directora del centro.

El restaurante de prácticas, que abrirá de lunes a viernes, se ubica en unas instalaciones del Palacio de Exposiciones y Congresos que se encontraban en desuso y que han sido cedidas por el Ayuntamiento. Los alumnos podrán así poner en práctica sus conocimientos ofreciendo una carta con un menú semanal (entrante, plato principal y postre) con nuevas novedades culinarias a un precio de 12 euros (de esta cantidad, dos euros irán destinados a fines sociales).

Por otro lado, Matos destacó el interés que numerosas cadenas hoteleras muestran para que los alumnos realicen sus prácticas en sus instalaciones. Asimismo, agregó que cada vez son más los establecimientos extranjeros "que piden personal cualificado para cubrir esa demanda". "Se han puesto en contacto con nosotros cadenas de restaurantes chinos e incluso de Rusia porque quieren cocineros que conozcan la dieta mediterránea para abrir restaurantes en estos dos países", manifestó, a la vez que añadió que "el nivel de inserción laboral de los alumnos es del 100%". La Escuela de Hostelería de Estepona, un proyecto impulsado hace año y medio por antiguos alumnos de La Cónsula, ofrece desde cursos completos de varios meses de duración hasta pequeños talleres .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios