La mujer herida al explotar una caldera de agua en un hotel de Marbella continúa muy grave en la UVI

  • La víctima presenta traumatismo craneoencefálico y policontusiones y continúa precisando de ventilación mecánica

La mujer de 50 años que resultó ayer herida por la explosión de una tubería de agua caliente en el hotel Cortijo Blanco, en el núcleo de San Pedro Alcántara, en Marbella, ha pasado a la UVI y continúa en estado muy grave, con quemaduras de primer y segundo grado en el tórax y el brazo derecho.

Según han precisado fuentes del hospital Carlos Haya de Málaga, en el que se encuentra ingresada, la víctima de la explosión sigue precisando de ventilación mecánica y presenta traumatismo craneoencefálico y policontusiones causadas por la caída de "cascotes y trozos del encofrado de la tubería".

La explosión sorprendió a la mujer y a dos personas más, todas clientes del hotel, cuando paseaban por el exterior del establecimiento, señaló la concejala de Seguridad Ciudadana, María Francisca Caracuel.

Por otra parte, la víctima caminaba junto a otra mujer, de 46 años, cuya identidad responde a las iniciales J.L., que también resultó herida, al igual que un hombre de 56 años, M.G., ambos de nacionalidad británica. Su estado no revestía gravedad y fueron dados de alta del Hospital Costa del Sol de Marbella en la misma mañana de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios