La guardería municipal de Coín plantea su cierre en un mes si la Junta no firma el convenio

  • Padres denuncian que 70 niños se quedarían en la calle a pesar de estar escolarizados y con una bonificación aprobada que no ha llegado

Comentarios 1

La Escuela Infantil Municipal Azahar de Coín, en la que están escolarizados más de 70 niños, plantea su cierre a principios de marzo si no se firma el convenio con la Junta de Andalucía que permita que la bonificación de las plazas escolares llegue al centro. Según denuncian los padres, la escuela, que abrió sus puertas en septiembre, la gestiona una cooperativa de maestras que desde entonces está asumiendo más de 2.000 euros mensuales de gastos corrientes, además de las nóminas de tres personas de apoyo. La falta de liquidez deja "abocado al cierre" a este centro, a pesar de que los niños están registrados en el sistema Séneca y con una subvención aprobada por parte de la Delegación de Educación. Los impagos de la Junta, según las familias, ascienden a 70.000 euros.

"Estamos desesperados", aseguraban los padres ayer antes de entregar una carta al Ayuntamiento de Coín para pedir el impulso de la firma del convenio. El alcalde de la localidad, Fernando Fernández se reunió con los afectados y se comprometió a ayudar a las familias en una doble vía. Por un lado, el Consistorio intentará favorecer la firma de dicho convenio para que se normalice la situación del centro y pueda recibir los pagos de la Administración regional con regularidad. También, mediante un reconocimiento extrajudicial de crédito inyectará liquidez a la escuela para "aguantar hasta que se firme", según les trasladó el alcalde a las familias. "El Ayuntamiento se ha comprometido a adelantar un dinero que va a recibir por parte de la Junta, por lo que no se trata de un crédito, sino de un adelanto", apuntó un afectado.

Los trámites se han alargado tanto que han hecho insostenible la situación para la cooperativa, que ya tuvo que aportar "casi 300.000 euros para la finalización de las obras de dichas infraestructuras -sufragadas por el Ayuntamiento- y mobiliario". En la carta dirigida al Consistorio se manifiesta que "esta exigencia económica, asumida por la cooperativa, provocó el endeudamiento de los profesionales educativos bajo el supuesto amparo de la Junta de Andalucía y el del Ayuntamiento de Coín". Los progenitores aseguran que la parte de la plaza no subvencionada que asumen a las familias aporta al centro unos 2.000 euros al mes, cuando los gastos superan los 4.000 euros.

El Ayuntamiento les aseguró ayer que han hecho todo lo que está en su mano para procurar el convenio y la Junta de Andalucía les asegura a los padres que falta documentación por entregar. "La semana que viene estaremos en la Delegación con una manifestación o con una reunión, de una manera o de otra estaremos allí", para decir no al cierre de su escuela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios